la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 10 de julio de 2018

San Fermín 2018. El naufragio de Fuente Ymbro: Castella y López Simón cortan una oreja cada uno en una tarde decepcionante



Los toros de Ricardo Gallardo, otrora sinónimo de bravura y movilidad, se caracterizaron por su falta de fuerza y mansedumbre.

El naufragio de Fuente Ymbro: Castella y López Simón cortan una oreja cada uno en una tarde decepcionante

Cuarta corrida de la feria de San Fermín 2018 con toros de la ganadería de Fuente Ymbro para los toreros Sebastian Castella, Miguel Angel Perera y Alberto Lopez Simón. 

Navarra.com - 10 Julio, 2018 
Muy decepcionante por segundo año consecutivo la corrida de Fuente Ymbro en Pamplona, que manseó, careció de fuerza, motor y se mostró vacía de contenido. Aún así, hubo dos orejas que pudieron ser cuatro. 

Los tres primeros toros fueron una auténtico poema, mansos y rajados los dos primeros, absolutamente inválido el tercero que la presidencia se negó a cambiar. El espectáculo en el último tercio fue finalmente el previsto y se negó al aficionado lo que el reglamento recoge: cambiar a un toro inútil  para la lidia. 

Luego la presidencia enmendó su fallo con una correcta decisión cuando la plaza despertó en el sexto a raíz de una fea voltereta para López Simón y con el alboroto el público se lío a pedir orejas. Demos gracias a Dios de que no pidieron el rabo, la vuelta al ruedo al toro o el indulto. 

Maite Esporrín, del PSN, concedió únicamente la merecida oreja a López Simón por una faena de arrimón al sexto de la tarde, que también se descompusó al final. Obligó al madrileño a una faena en las mismas tablas, por donde el torero pasó al toro sin casi espacio. 

Mató de una buena estocada al recibir y eso encandiló al público, que busca una rendija de ilusión y diversión en una tarde aciaga. 

hubo polémica entre la cuadrilla de López Simón, que insistió al alguacil y a la autoridad del callejón en que se habían concedido las dos orejas. Parte del público protestó y pitó a la presidencia, pero hubiera sido un exceso premiar lo visto con dos orejas a pesar del riesgo que asumió López Simón después de la terrible y fea voltereta. 

Hasta ese momento sólo una par de buenas tandas de Perera al quinto de la tarde se habían salvado del naufragio en el que había entrado la lidia en la plaza. Perera se impuso al cuarto, un toro con movilidad y genio al que sometió con algunas tandas en redondo, largas y la mano baja. 

De no ser por el bajonazo con el que mató hubiera recogido también su oreja y los tres matadores se hubieran repartido sendas orejas. 

Porque Castella también había cortado una oreja en el cuarto de la tarde, premio sobre todo sustentado en la estocada que hizo rodar al toro. La faena había sido insulsa porque el toro no transmitía y los intentos del francés por lucir al toro fueron en vano. 

Tarde de mal recuerdo la que deja Ricardo Gallardo en Pamplona y sobre todo de mucha preocupación en una ganadería que fue sinónimo de bravura y movilidad durante años en Pamplona. 

Quizá haya llegado la hora del descanso y la reflexión después de 14 años consecutivos, los dos últimos para olvidar. 

FICHA

Seis toros de Fuente Ymbro: desrazado y sin fuerzas el primero; kilos de mansedumbre el segundo; inválido el tercero; con clase pero sin fondo en cuarto, incierto y con genio el quinto; con clase y rajado el sexto. 

Sebastián Castella, silencio y oreja. 

Miguel Ángel Perera, silencio y palmas. 

López Simón, silencio y oreja. 

Presidencia: Maite Esporrín, asesorada por Fernando Moreno y César Fernández. Actúo de forma correcta cuando no concedió la segunda oreja a López Simón. Debió cambiar al tercero de la tarde, un toro inválido. 

Incidencias: nueva tarde de lleno en Pamplona.