la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 19 de junio de 2017

Cristiano no es tonto / por Juan Manuel Rodríguez



...lo único que yo tengo que decir es que si Cristiano es listo se quedará y que sólo se irá si es menos listo de lo que yo pensaba. Me malicio que, si se va, su carrera se irá apagando muy despacito, muy despacito, muy lentamente al principio y a mucha velocidad después; si se queda seguirá ganando títulos y Balones de Oro como si no costara. Y a mí me parece que Cristiano no es tonto.

Cristiano no es tonto

Lo que empezó siendo una broma, un rumor veraniego, un chascarrillo del que no había que hacer demasiado caso, habladurías sin sentido, quizás un berrinche, a lo mejor un primer paso en la estrategia de una hipotética defensa posterior o puede que un modo de presionar al club, ha adquirido ya la forma de un asunto serio, un problema crucial para el futuro deportivo inmediato del vigente campeón español, europeo y mundial. Si fuera cierto que Cristiano no quiere regresar a España ni atado, y él no lo ha desmentido hasta ahora, el Real Madrid tendría que planificar cuanto antes las próximas temporadas sin su concurso y buscar por lo tanto a alguien que supliera al mejor futbolista del mundo. Y utilizo el verbo "suplir" y no "sustituir" porque Cristiano es insustituible.

Ya dije el otro día lo que, llegado el hipotético caso de una acusación formal, no veremos jamás: no veremos al Real Madrid apoyando por las redes sociales una campaña a favor del jugador y en contra de Hacienda, que en teoría deberíamos ser todos; no veremos a Sergio Ramos acusando al palco del Camp Nou de estar moviendo los hilos judiciales en contra de CR7; no veremos a Florentino Pérez diciendo que hay una mano negra catalana; no veremos a aficionados madridistas yendo a las puertas del Juzgado para aplaudir a un futbolista. Hoy añado algo más: tampoco veremos al Real Madrid tratando de construir un País de Nunca Jamás para Cristiano, intentando recrear para él un mundo imaginario, una realidad paralela, una España de ciencia ficción. O lo que es lo mismo: no veremos al Real Madrid haciéndole la pelota a Cristiano como sí hizo el Barça con Messi. Quien la haga que la pague.

Como han pasado los días y Cristiano no ha desmentido que quiera irse del Madrid, doy por hecho que eso es lo que ha dicho en privado. Ha tenido ocasión de ratificar en público lo que, al parecer, ha confirmado a unos pocos... pero no lo ha hecho. Y si no lo ha hecho es, además de porque no ha querido, porque hay dos versiones de la misma película. Una cosa es que Cristiano comente durante un pase privado que no le gusta esto o aquello y otra bien distinta que lo diga en público. Cuando CR7 diga públicamente que se quiere ir, yo lo creeré; mientras tanto sólo veo una estrategia... ¿para qué?... pues no lo sé. Pero lo que ya han hecho fatal el futbolista y su principal consejero áulico, Jorge Mendes, es utilizar al Real Madrid en todo esto. Se equivoca lamentablemente Mendes si ha llegado a creerse por un momento que él o Cristiano son más importantes que el mejor club de fútbol de la historia. Llegados a este punto de indefensión y de frustración, lo único que yo tengo que decir es que si Cristiano es listo se quedará y que sólo se irá si es menos listo de lo que yo pensaba. Me malicio que, si se va, su carrera se irá apagando muy despacito, muy despacito, muy lentamente al principio y a mucha velocidad después; si se queda seguirá ganando títulos y Balones de Oro como si no costara. Y a mí me parece que Cristiano no es tonto.