la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 13 de junio de 2017

Tres preguntas al alcalde de Ferrol / por Rafael Comino Delgado

El alcalde del Ferrol en homenaje al orgullo gay

Siempre hemos pensado que los podemitas (al menos los dirigentes) no son demócratas, que son antisistema, que están fuera de la ley, que están infinitamente más cerca de los delincuentes, especialmente si son criminales, que de las personas decentes, y lo penamos porque sus palabras y sus hechos, desde que existen, como fuerza política, lo demuestran ampliamente


Enlace relacionado:


Tres preguntas al alcalde de Ferrol

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
El ayuntamiento de Ferrol, pueblo donde nació Ignacio Echevarría ("el héroe del monopatín, como ya es conocido en todo el mundo), gobernado por Podemos con el apoyo de BNG y PSOE, se niega a tener el más mínimo gesto de homenaje con él.

Cuando todo el mundo, dentro y fuera de España, está reconociendo la grandeza de espíritu, la bondad, la valentía del Sr. Echevarría saliendo en ayuda de una mujer que estaba siendo agredida por terroristas, Podemos y sus apoyos muestran su insensibilidad, mezquindad , vileza y bajeza moral, negándose a ello.

Y para colmo al Sr. alcalde no se le ocurre otra cosa que explicarlo porque, "este chico no tenia vinculación con la ciudad" y "no quitar protagonismo a As Pontes" (ciudad en que había residido algún tiempo, y que si le ha homenajeado). Ni siquiera tiene la dignidad y valentía de decir la verdad. Son indignos, miserables y cobardes.

Pensándolo bien hemos de admitir que no podía esperarse otra cosa conociendo la calaña de esta gente.

Siempre hemos pensado que los podemitas (al menos los dirigentes) no son demócratas, que son antisistema, que están fuera de la ley, que están infinitamente más cerca de los delincuentes, especialmente si son criminales, que de las personas decentes, y lo penamos porque sus palabras y sus hechos, desde que existen, como fuerza política, lo demuestran ampliamente:

a)Asalto a la capilla de la Facultad de Derecho de Madrid, al grito de, ¡arderéis como en el 36!

b)Recuerde las múltiples veces que han apoyado a un delincuente, el Sr. Andrés Bódalo, condenado y encarcelado por agredir físicamente a un concejal del PSOE en Jódar.

c)Siempre han mostrado su apoyo, comprensión y afecto a ETA.

d)Jamás han condenado el terrorismo del Daesh.

e)Siempre han mostrado su desprecio y repulsa a valores típicamente españoles como son, dignidad, honor, abnegación, valentía; al contrario han rechazado el Himno Nacional y la Bandera Nacional; en definitiva rechazan todo lo que represente decencia.

f)Recuérdese el twitter del Sr. Monedero diciendo, "que la lucha del pueblo árabe crezca en todo el continente. Y como pólvora salte a Europa y Estados Unidos". 

f)Recuérdese cuando Pablo Iglesias decía: ¡Qué envidia me da Venezuela! ¡Lo que ocurre en Venezuela es un referente para Europa!

Así podríamos continuar poniendo ejemplos que reflejan lo que verdaderamente es Podemos; a la vista está.

Yo les invito a que encuentre alguna palabra, algún gesto, algún acto de Podemos indicativo de dignidad, nobleza, de grandeza de espíritu, de lo que es la ética, la decencia. ¡No lo encontraran porque no lo hay!

Pero entiendo perfectamente al alcalde de Ferrol y a los que le han apoyado en esta decisión, porque los valores que representaba Ignacio Echevarría y, han demostrado representar toda su familia, son conceptos completamente desconocidos para ellos, es algo que ni se les pasa por su mente corroída por el odio, la mentira, la maldad. Su refugio lo encuentran en la maldad, donde se sienten felices. Hegel y el marxista Engels, que bebió del anterior, pensaban, y así lo decían que, "La maldad es la forma en que toma cuerpo la fuerza propulsora del desarrollo histórico" .

Queda claro que para ellos la maldad es la que nos hará desarrollarnos, porque la llevan en su ADN y la practican hasta límites incalculables.

Por todo ello se me ocurre hacerle al Sr. Alcalde de Ferrol las siguientes tres preguntas: 

1)¿Sr. alcalde conoce Vd. el concepto de grandeza de espíritu?
2)¿Sr. alcalde, cómo calificaría Vd. el acto realizado por el Sr. Echevarría (arriesgar su vida para defender a una mujer que estaba siendo agredida por tres terroristas)?
3)¿Sr. alcalde Vd. sería capaz de hacer lo mismo?

No pretendo que me conteste, además sé que no lo hará, pero si le ruego que cuando esté a solas, en silencio, con la cabeza fría, se haga esas tres preguntas. Si es capaz de hacérselas y contestarlas sinceramente es que todavía le queda algo de dignidad.