la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 15 de junio de 2017

Simón…te esperamos en verano y otoño. Artículo de Ricardo Díaz-Manresa



Has aprobado pero hay que hacerlo mejor. La primera 
ha sido la de la novatada. A partir de ahora es otra cosa.


Simón…te esperamos en verano y otoño

Tu otorgada por tantos buena imaginación y creatividad se diluyó en tantas tardes, era el estreno, la novatada, pero reconocerás que el crucigrama isidril del 2017 no era para tirar cohetes, alguna del clavel y carteles de equilibrio de cara a interesar en taquilla y a vuestra economía: uno bueno, uno regular y otro interesante o de futuro. Creo, no obstante, que se mejoró respecto a otros años. Apenas carteles horrendos en 2017.
La imaginación se te ha disuelto en la Corrida de la Cultura. Se te ha ido una corrida de 8 toros con los triunfadores Ginés Marín y Juan del Álamo, completa y original y además que era de cajón. Tampoco habría estado mal y no creo que ninguno de los triunfadores nuevos pusiera pegas económicas porque hubiera sido el cartel de su vida. Corrida histórica, que se ha ido.

Tampoco un mano a mano, el día del Corpus, para enlazar con la tríada del fin de semana entre Del Álamo y Marín, habría estado nada mal y después repetir al mejor de los dos en la de la Cultura. Eso sería cambio de la rutina Taurodelta -lo peor que tuvieron- la buena profesionalidad triste, antítesis de la creatividad.
Pasado el examen de mayo-junio, te espera el verano y ahí te quiero ver. Y después el otoño, cuando la gente pasa de la mentalidad y deseos taurinos que tiene durante San Isidro. Me confirma tu jefe de prensa que van a ser 10 festejos, y lo que te digo es que tienes que pensarlo. Por tantos días y tanto gasto para los abonados. No vaya a ser que se te vaya parte de esos 800 captados desde abril.

No hagas como en Valencia, donde nunca he visto tu imaginación de productor (por cierto, así se llamaba en el régimen anterior a los trabajadores) salvo en casos muy aislados. Los toreros de siempre donde siempre y con las ganaderías de siempre que no son los que mantienen a los aficionados de siempre y no atraen siempre a posibles nuevos. Cuidadito.
En Valencia, una vez que el periodismo ha desaparecido hace años y sustituído por una cosa rara y etérea, mandaste de las localidades bajas y buenas a las nayas (o sea, gradas, en español) a los que ostentaban pases de lo que se ha conocido tradicionalmente por prensa. Hubo excepciones de trato, pero el resto de los damnificados se calló. Aquí en Madrid has hecho lo mismo y Joserra e Irene -los responsables de comunicación- han tenido más de un problema. Ya sabes que siempre triunfa el que tiene más fuerza, que no son ahora los colaboradores de los medios. Y casi todos escalaron humildemente hacia las alturas. José Luis Carabias dio la cara y estuvo valiente. Si hay alguno que consideraban especial, se le ha respetado su asiento.

Si tendrán fuerza y sapiencia los que escriben que uno tituló -así estamos- por un triunfo de dos orejas: se confirma como figura. O sea que venía ya de figura (????) a recibir la confirmación de alternativa con muy pocas corridas toreadas y en ésta se ratificaba como figura (?????) cuando para serlo, si no estoy equivocado, se necesitan al menos 10 temporadas toreando en todas las ferias, alternando con las figuras que ya lo son y teniendo una alta cotización monetaria, lo que ni de lejos tenía el nuevo y no se sabe si lo tendrá algún día. Es decir, en el 2027.
Lo de la publicidad lo has bordado. Derroche y novedad. Y no sé si ha tenido la rentabilidad que merecía, pero ahí está en ejemplo y el esfuerzo, que debe merecer la pena. En número de espectadores y llenos no se ha notado ostensiblemente. Más cemento, en general, del deseado, pero muy buena afluencia global.

Dice mi hija que toda publicidad es engañosa y me refiero a los resultados de la feria de 32 tardes (más las 3 que nos esperan). Que si la mejor de no sé cuántos años (habrá que estudiarlo), que si más orejas que otros años (mirad el nivel de los presidentes, bajando, y de la orejitis del público, subiendo, especialmente el femenino, y de los festejos de rejones ni hablamos), tres puertas grandes de los de a pie y unos cuantos toros buenos y muy pocos devueltos al corral.

Has aprobado pero hay que hacerlo mejor. La primera ha sido la de la novatada. A partir de ahora es otra cosa.