la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 25 de junio de 2017

La estupidez del Mermelada / Por Paco Mora



Jorge Javier Vázquez, conocido también como “El Mermelada”, que conduce un desvergonzado subproducto televisivo que tiene como personaje principal a la eximia Belén Esteban, ha dicho, refiriéndose a Felipe VI, que “quien preside una corrida de toros, a él no lo representa”. Vamos, que el Rey de los españoles ha perdido un súbdito por sentarse en el Palco Real de Las Ventas para presidir la Corrida de Beneficencia.

"El Mermelada" presumiendo de antitaurino 
en un burladero de la plaza de Las Ventas

La estupidez del Mermelada

Paco Mora
AplausoS

Un ridículo personaje en cuyo DNI figura el nombre de Jorge Javier Vázquez, conocido también como “El Mermelada”, que conduce un desvergonzado subproducto televisivo que tiene como personaje principal a la eximia Belén Esteban, ha dicho, refiriéndose a Felipe VI, que “quien preside una corrida de toros, a él no lo representa”. Vamos, que el Rey de los españoles ha perdido un súbdito por sentarse en el Palco Real de Las Ventas para presidir la Corrida de Beneficencia. ¡Dios mío qué pena! ¡Pobre don Felipe, perder el favor de elemento tan importante! 

A estas alturas del despropósito nuestro de cada día, uno ya no sabe quién es más necio, el infrascrito o el menda que recogió tan tremenda e importante declaración del singular ciudadano. Porque, vamos a ver; ¿a quién puñetas le importa lo que piense -si es que es capaz de pensar- semejante sujeto?

Cualquier ciudadano está en su derecho de ser monárquico o republicano y hasta a no ser ni lo uno ni lo otro. Pero anatematizar al Rey porque preside una corrida de toros en función de su representatividad, o porque como a su señor padre le dé la real gana, es una estupidez que sólo es capaz de cometer un engreído que cuando se mira al espejo se echa piropos o se tira besos.

Uno podría decir, que quienes son adictos a bazofias como su programa no son dignos de ser contemplados como personas racionales, con un índice normal de inteligencia. Pero Dios me libre, este país es muy grande, y como dijo El Guerra “hay gente pa’to”. Y, además, el nivel cultural y de sentido común de este país, entre los políticos y los que manejan los medios de comunicación social, ha bajado mucho. Lo que no quiere decir que no haya políticos y comunicadores de gran inteligencia, cultura y saber estar, pero, ¿para qué negarlo?, abunda más la berza que la flor. Y siempre se ha dicho que echarles margaritas a los cerdos es un sinsentido.

De todos modos; ¡Tiembla Corona que le has caído mal al “mermelada”!