la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 7 de junio de 2017

Por tu culpa, Lopetegui / por Juan Manuel Rodríguez



Tu jugador Piqué , apreciado seleccionador, ha vuelto a criticar al club que más futbolistas aporta a nuestra selección, y tú, en vez de llamarle la atención a él nos la has llamado a nosotros. Mal, Julen, muy mal, rematadamente mal. Sobre todo cuando luego te pillan (eso sí, con la manita tapando la boquita) diciéndole a Piqué que eso no le conviene.


Por tu culpa, Lopetegui

A mí, querido Julen Lopetegui, ni me ocupa ni me preocupa Gerard Piqué. A mí me ocupan El Primer Palo, mis artículos en Libertad Digital y en Marca, El Chiringuito, mis apariciones en Real Madrid TV... Eso, y no Piqué, es lo que a mí me ocupa porque ese, y no el de meter en vereda al parlanchín defensa central del Barça, es mi trabajo. El tuyo, tu trabajo, consiste en entrenar bien, elegir a los futbolistas, tratar de clasificarte para el Mundial y conseguir que el ambiente en el seno de la selección sea el idóneo. Así que, estimado Julen Lopetegui, haz tu trabajo de una vez y no nos hables a los demás por encima del hombro, como si "nosotros" no fuéramos "vosotros" o como si "vosotros" no nos represantáseis a "nosotros".

Tu jugador, apreciado seleccionador, ha vuelto a criticar al club que más futbolistas aporta a nuestra selección, y tú, en vez de llamarle la atención a él nos la has llamado a nosotros. Mal, Julen, muy mal, rematadamente mal. Sobre todo cuando luego te pillan (eso sí, con la manita tapando la boquita) diciéndole a Piqué que eso no le conviene. Podrías haberle restado importancia a lo dicho por tu futbolista, podrías haberle pegado al asunto una larga cambiada, pero optaste por llamarnos la atención. El tonito, seleccionador, tu problema es el tonito. Los demás no sé, pero yo ya estoy muy mayor para ese tonito. Y no es la primera vez. Ese tonito displicente, arrogante y prepotente, como si el periodismo no quisiera lo mejor para la selección, como si nos tuvieras a todos enfrente, como si España fuera tuya. O "vuestra".

Piqué, Lopetegui, es cosa tuya. Y más aún cuando la entrevista en la que vuelve a hablar despectivamente del Real Madrid la realiza con la camiseta de mi selección y con una trasera en la que puede verse el escudo de mi país. Podías haber elegido entre ser un seleccionador competente o imitar a Del Bosque, y has elegido esto último. Ayer, aficionados españoles recibieron a Piqué con gritos de "cabrón, saluda al campeón". Y es muy posible que esta noche, en la Nueva Condomina, vuelvan a pitar al defensa del Barça. Pero si a Piqué le pitan en Murcia no será por culpa del los aficionados sino por culpa del futbolista y por tu culpa. Quítate de en medio si quieres, como hizo tu amigo Vicente, pero no nos digas a nosotros qué cosas nos ocupan y qué cosas no. Haz tu trabajo o no lo hagas, pero guárdate el tonito en salva sea la parte.