la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 7 de junio de 2017

Todo el mundo tiene derecho a la estupidez / por Rafael Comino Delgado


El notición es que la Asociación de Jueces para la Democracia (JPD), reunidos en su 32 Congreso, ha decido cambiar de nombre y a partir de ahora se llamará "Jueces y Juezas para la Democracia" (JJPD)

  • Solo un pequeño problema, y es que en castellano de verdad, no en un dialecto cercano al castellano, la palabra jueza no existe, pues juez es un sustantivo epiceno y vale para hombres y mujeres.

Todo el mundo tiene derecho a la estupidez

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Hace unos días conocimos la noticia bomba, la noticia que cambiará la vida de los españoles para siempre, que hará desaparecer el paro, la diferencia de clases, la enfermedad, y creo que hasta el calor en Verano y el frío en Invierno. A partir de ahora España será el Edén.

El notición es que la Asociación de Jueces para la Democracia (JPD), reunidos en su 32 Congreso, ha decido cambiar de nombre y a partir de ahora se llamará "Jueces y Juezas para la Democracia" (JJPD).

Es evidente que era un cambio solicitado por totalidad de la sociedad española, un cambio urgente para remediar los males de nuestro país y que , por tanto, a partir de ahora todo será distinto, los jueces y las "juezas" podrán trabajar con completa independencia, con total imparcialidad y sus sentencias serán modélicas, ejemplares, como si estuviesen dictadas por un ser superior, omnímodo, justo y omnisciente.

Ya no podremos decir que algunos jueces (si pertenecen a JJPD), a veces, podrían cometer errores, que podrían ser influidos por factores de orden político, o de otro tipo, porque al fin y al cabo los jueces (perdón, y "juezas") son humanos. A partir de ahora seguirán siendo humanos, pero unos humanos especiales con facultades sobrenaturales y jamás se equivocaran, pues el llamarse "Jueces y juezas" les confiere un soplo divino , les impregna de dotes hasta ahora no conocidas por el homo sapiens.

A partir de ahora los políticos corruptos, todos los delincuentes, lo van a tener complicado porque nuestros nuevos jueces (perdón, y juezas), si son miembros de JJPD, serán implacables, imparciales, y cuando emitan sentencias lo harán ex cathedra, y por tanto, con total infalibilidad.

Solo un pequeño problema, y es que en castellano de verdad, no en un dialecto cercano al castellano, la palabra jueza no existe, pues juez es un sustantivo epiceno y vale para hombres y mujeres. 

Podemos poner algunos ejemplos para comprenderlo mejor: Decimos bebé para referirnos al niño y a la niña; no decimos al niño bebé y a la niña bebá; decimos lince para referirnos al macho y a la hembra, no decimos lince y linza. Más aun, de acuerdo con la propuesta de JPD, si le queremos decir a alguien, "su estupidez es inmensa", tendríamos que decirle, si es mujer, "su estupideza es inmensa", y eso suena horrible. Ahora bien es posible que dentro de unos días o meses, JPD (ahora JJPD) proponga a la Real Academia de la Lengua que acepte las palabras, "bebá", "linza" , "estupideza", y la Real Academia, en aras del bien común, las aceptaría, seguramente.

Hasta ahora hemos visto en España muchas estupideces de niveles incalculables, y aunque la estupidez es infinita algunos pretenden quedársela toda. Pero, ¿qué nos quedará por ver?