la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 23 de julio de 2017

COLMENAR VIEJO: ÉXITO ARTÍSTICO EN LA FINAL DEL II CERTAMEN-CONCURSO DE TENTADEROS “GINÉS BARTOLOMÉ”.



Primer clasificado, Juan José Villa “Villita”, de la Escuela Taurina José Cubero “Yiyo” de Madrid. En segundo lugar quedó Alejandro Mora y como tercero Ismael Martín, ambos de la Escuela Taurina de Salamanca

Agapito García “Serranito”

En Colmenar Viejo (Madrid)
ÉXITO ARTÍSTICO EN LA FINAL DEL II CERTAMEN-CONCURSO DE TENTADEROS “GINÉS BARTOLOMÉ”.

Julián Agulla
'Del toro al infinito' blogspot
Con una gran asistencia de selecto público que acudió ante la convocatoria del mecenas don Ginés Bartolomé se celebró, el pasado viernes 21 de julio, la gran final del ciclo de Tentaderos que había programado para este 2017.

El evento se celebró en la placita de tientas de sus instalaciones a las 20,30 horas con un tiempo excelente. 

Una vez concluida la fase de clasificación y tras las pertinentes eliminatorias según la calificación del jurado compuesto por buenos aficionados encabezados por el matador de toros colmenareño Agapito García “Serranito”, llegaron a esta Final los alumnos de la Escuela de Salamanca Alejandro Mora e Ismael Martín y Juan José Villa “Villita” de la escuela José Cubero “Yiyo” de Madrid.

Todos los tentaderos se han venido celebrando con vacas de la excelente ganadería de don Ángel Luis Peña, gran amigo de Ginés y de este hierro fueron también las tres que se tentaron en esta jornada final. 

Tres becerras que fueron bravas con distintos matices y, cómo es lógico, con distinto comportamiento en la muleta. Las tres sirvieron para que los chavales pudieran mostrar al público lo que llevan aprendido y lo que han progresado en estos meses desde que se celebró el primer tentadero- concurso.


En primer lugar actuó el alumno de la Escuela “Yiyo” de Madrid, “Villita” que estuvo acompañado y asesorado por uno de sus profesores, el matador Miguel Rodríguez. Hubo que sujetar a la becerra con el capote para luego realizar una larga faena con buen concepto, colocación y sentido de la distancia respondiendo la vaca con nobleza y clase. 


Alejandro Mora, sobrino del matador Juan Mora, tentó a la segunda becerra que tuvo mucha clase y nobleza aunque con la fuerza justa lo que hizo que perdiera las manos en alguna ocasión durante la faena de muleta. Alejandro la dio tiempo entre las series y toreó con mucho temple y gusto mostrándose artista en los remates y desplantes. 


Ismael Martín se las vio con la becerra más encastada y tuvo que fajarse con valor porque repetía las embestidas con mucha codicia hasta agobiar y poner en apuros al alumno salmantino que solventó la papeleta con seguridad. 

Tras la deliberación del jurado, la clasificación final con ajustado margen en la puntuación, quedó igual que el orden de intervención en el tentadero.

Primer clasificado, Juan José Villa “Villita”, de la Escuela Taurina José Cubero “Yiyo” de Madrid. En segundo lugar quedó Alejandro Mora y como tercero Ismael Martín, ambos de la Escuela Taurina de Salamanca. 

Don Ginés había establecido una escala de premios para los tres y, de esta forma, bajó al ruedo e hizo entrega a cada uno de una escultura del excelente artista don Alfonso Rey y, además, un capote de paseo para el primer clasificado y una muleta para el segundo.

El excelente nivel que mostraron los tres novilleros hizo que el público pasara una excelente jornada taurina. 


Como colofón, don Ginés Bartolomé tuvo unas palabras de agradecimiento para todos los que le han ayudado y apoyado en esta “aventura”, comenzando por toda su familia y dio también las gracias a las Escuelas Taurinas por las facilidades que dieron para inscribirse en el Certamen. También extendió su gratitud a los numerosísimos amigos que ha querido estar presentes y acompañarle en todos los tentaderos. 

Seguidamente se disfrutó de una excelente y abundante cena campera para todos los presentes como corresponde a la generosidad de un buen anfitrión como es el colmenareño don Ginés Bartolomé.