la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 18 de julio de 2017

La realidad del PSOE / por Rafael Comino Delgado



En definitiva ahora el PSOE es un partido totalmente roto, dividido en dos grupos, uno social-demócrata y otro de izquierda radical, menos preparado, con menor capacidad intelectual y marxista. Muchos de estos últimos tenían un pesebre, cuando estaban en el poder, y por ello comían y callaban, pero ahora no hay pesebre y no callan...

La realidad del PSOE

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Ayer le pregunté a mi amigo socialista, o más exactamente socialdemócrata, militante del PSOE desde el año 1979 (Me contó, hace tiempo, que cuando Felipe González renunció al marxismo, fue con su padre y los dos se apuntaron al PSOE), ¿qué es actualmente el PSOE?

Y me contestó, ¡esa es la pregunta del millón, porque nadie lo sabe, pero sin duda un partido roto!

Según consta en la Historia, el PSOE fue fundado, en Madrid, el día 2 de Mayo de 1879, por Pablo Iglesias Pose, de ideología marxista, quien obtuvo escaño en las Cortes, por vez primera, en las elecciones de 1910. Más tarde hubo un intenso debate dentro del partido y en 1921 los seguidores de Lenin lo abandonaron para formar el Partido Comunista de España. Esto ya nos indica que dentro del partido socialista había dos grupos , los socialdemócratas y los marxistas, y creo que sigue habiéndolos.

En 1910, el fundador dijo en el parlamento, poco después de haber entrado en él, las siguientes lindezas, que le definían bastante bien: "Acataremos las leyes siempre que nos sean favorables", "Queremos la muerte de la Iglesia; pretendemos confiscarle los bienes".

Como antes hemos apuntado, Felipe González, que es un socialdemócrata, abandonó el marxismo pero quedaron en el partido muchos marxistas latentes, incapaces de irse por temor a perder el medio de sustento.

Tras el don Felipe González vino el Sr. Zapatero, un hombre de muy bajo nivel intelectual, muy estigmatizado, un resentido, con múltiples taras psicológicas, probablemente originadas en su infancia. Este hombre de nuevo abrazó el marxismo, aunque probablemente no sepa muy bien lo que es ser marxista. El ex-presidente norteamericano Ronald Reagan dijo: "Comunista es el que lee a Marx y Lenin; anticomunista es el que entiende a Marx y Lenin ". Tras Zapatero Vino el Sr. Rubalcaba, una incógnita política. Y ahora está don Pedro Sánchez, intelectualmente más o menos como Zapatero pero más soberbio.

En definitiva ahora el PSOE es un partido totalmente roto, dividido en dos grupos, uno social-demócrata y otro de izquierda radical, menos preparado, con menor capacidad intelectual y marxista. Muchos de estos últimos tenían un pesebre, cuando estaban en el poder, y por ello comían y callaban, pero ahora no hay pesebre y no callan; entre ellos están los que se han opuesto, o no han apoyado, el homenaje a Miguel Ángel Blanco, que ya hay que ser ruin y mezquino para ello.

En nuestra opinión el PSOE, o una parte de él, siempre se ha caracterizado por estar, más o menos inmersa en la ambigüedad. El ejemplo más característico es el PSC, liderado por el Sr. Iceta, al que mi amigo socialdemócrata llama "Maceta", que en Barcelona dice una cosa, en Madrid otra, en Sevilla otra, etc. Es decir carecen de principios, por eso siguen, a rajatabla, la expresión de Groucho Marx: "Estos son principios pero si no le gustan tengo otros".

Pensamos que un hombre, que de verdad lo sea, debe tener unos principios en la vida, pues la ambigüedad es cobardía, falsedad, hipocresía. Ni me gusta la ambigüedad ni los que se instalan en ella; los detecto y si los tengo cerca me siento muy incomodo.

Actualmente la parte marxista del PSOE ha sido absorbida, en gran medida, por Podemos y la parte socialdemócrata, donde hay hombres de gran valía, está perdida; algunos se acercan a Ciudadanos, otros al PP y otros, muy files, siguen votando PSOE con la esperanza de que reconduzca su rumbo y vuelva a lo que fueron con Felipe González, pero ello lo vemos dificilísimo.

La realidad española es que hay una derecha minoritaria, un centro-derecha muy amplio, representado por el PP, un centro izquierda, o socialdemocracia, dispersado, que debería liderar Alberto Rivera, una izquierda radical, marxista, encabezada por Pedro Sánchez, una izquierda marxista, leninista, resentida, vengativa, anti-sistema, montaraz (que invita a tomar las armas, a hacer cocteles molotov), que pastorea Pablo Iglesias, y luego grupúsculos totalmente desorienados, violentos, irascibles, anti-sistema, con escasa capacidad para pensar y definirse. Naturalmente hemos de tener en cuenta los nacionalistas vascos y catalanes, que también están instalados en la ambigüedad, no tienen verdaderos principios salvo el "euro", pero el daño que hacen a la convivencia en España es grande. 

Resumiendo y tratando de contestar a la pregunta que hice a mi amigo, entre ambos hemos llegado a la siguiente conclusión: El PSOE es un partido dividido, fracturado, totalmente roto, y parece que para bastantes años, salvo que aparezca un político con suficiente capacidad y autoridad real y moral capaz de reconstruirlo, lo cual se vislumbra muy remoto.