la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 19 de julio de 2017

Gracias Don Pablo! El toreo recuerda a Don Pablo Mayoral.



El próximo sábado 22 de Julio la localidad toledana de Sotillo de las Palomas rendirá homenaje a Don Pablo Mayoral con el I Memorial con su nombre para novilleros sin caballos.


Gracias Don Pablo! El toreo recuerda a Don Pablo Mayoral.

POR JAIME
El próximo sábado 22 de Julio la localidad toledana de Sotillo de las Palomas rendirá homenaje a Don Pablo Mayoral con el I Memorial con su nombre para novilleros sin caballos. Con tal motivo profundizamos en la figura de este ganadero legendario de la mano de los que más lo conocieron, los toreros. Un testimonio único y agradecemos a todos los maestros su amabilidad.

El Juli
Para mí Don Pablo ha sido una de las personas más importantes de mi vida taurina puesto que en los inicios, que es donde más cuesta trabajo encontrar hueco me ayudó, me abrió su casa, me dio tentaderos, me enseñó a torear y se convirtió en mi primer apoderado. Una persona tremendamente generosa, con muchísima personalidad, un gran aficionado y nunca podré olvidar todo el bien que me hizo, todo lo que me ayudó.

Daniel Ruiz
Lo conocí hace muchos años, más de 30 años. Rápidamente, al conocernos, hicimos amistad fuerte. Era un hombre, ante todo, muy buena persona, normal, humilde y muy aficionado a los toros. Un gran aficionado a los toros en la cuerda que me movía, se movía él. Hicimos una buena amistad y con las hijas. Hombre de campo, hombre sabio de campo y ganadería. Uno de los buenos amigos míos en el tema taurino.
El Niño de la Taurina


Lo conocí muy pequeño, cuando empezaba. En el año 82 íbamos a torear a su casa, hacíamos tentaderos. Era un hombre muy taurino de toda la vida, siempre con su ganadería y empresario haciendo toros por los pueblos. La verdad es que me dio muchísimo en esa época porque empecé allí, en su ganadería en Sotillo.

Era un hombre muy buena gente, en aquellos momentos me sirvió mucho porque no salíamos de allí. Para los inicios nos sirvió bastante. Muy buena gente, muy taurino, siempre en el toro, muy buena gente.

Manolo Molés
A Don Pablo le conocía al poco de llegar a Madrid como periodista. Fundamentalmente le traté porque durante muchos años hicimos un festival con figuras en Benassal. Se daban cuatro festejos: tres novilladas y un festival al que entraba el novillero triunfador. Durante mucho tiempo el ganado fue suyo y él fue uno más en ese festival de mi tierra. Hicimos gran amistad y su ganado daba una seguridad tremenda ya que triunfaban los chavales y los toreros.

Muchos años fueron las figuras, se dio un mano a mano Ponce José Tomás y a lo que obligábamos era que trajera el ganado de la misma calidad para los chavales que para las figuras. Estuvimos juntos mucho tiempo y se generó mucho afectó y admiración.

Era una persona educada, que amaba mucho su trabajo. Como ganadero era un hombre dedicado al trabajo. La verdad es que si estuvimos juntos, por lo menos 15 años, en esas novilladas y festival de Benassal. Mientras quiso estuvo con nosotros y muy a gusto todos, hicimos una gran relación.

Gonzalito
Era un gran ganadero y un señor, y la señora no te digo nada. Lo conocí hace muchos años, andaba con los toreros, un día se me ocurrió llamarlo para que me echaran unas vacas e hice un gran trato con él. Gran señor, gran ganadero y gran persona y una familia muy grande. Los admiro mucho y los tengo un gran recuerdo. Se portó conmigo y con mi familia de maravilla. Para lo que necesiten de mí aquí me tienen.

Gabriel de la Casa.
Relación mucha, casi como de familia. A Ana la he visto casi nacer y a Mara. Una relación muy intensa de muchísimo años. Estuve en la inauguración de Chinillas y he estado muchos años yendo a Sotillo desde que compró la finca. Ha sido un hombre especial, lo recordamos siempre. Una gran persona, era increíble con los amigos y familia. Era un hombre que con su presencia llenaba todo donde estuviera. Era un hombre sumamente trabajador y dedicado.

Ayudaba a los amigos muchísimo, a mí el primero. He visto a todos desde pequeñitos. 45 años hace que los conozco, tengo relación con la familia. Relación muy íntima, inolvidable. Cuando los veo a ellos me traen muchos recuerdos. Hace muchos años que no voy pero cuando paso por Sotillo y Buenaventura me acuerdo mucho de Pablo.

Luis Miguel Encabo
Yo conocí a Don Pablo de la escuela cuando el maestro Gregorio nos llevaba a tentar. Fue de los primeros tentaderos que hice como escuela. Nos trataba con mucho cariño. Lo vivía todo con pasión, tanto las embestidas de sus reses como nuestros muletazos.

Solo me pueden salir palabras de agradecimiento. Hay una fase que pasas de la escuela a novillero con caballos y cuando sales y no conoces a nadie te hace falta que te ayuden. Cuando fui a tomar la alternativa me dijo que fuera a su casa y me echó vacas. La familia se portó genial y Don Pablo más, solo tengo palabras de agradecimiento.

Miguel Abellán
Le conozco por la Escuela Taurina de Madrid. Me acerqué a tentar a su casa y desde el primer día tuve muy buen feeling con él, con su señora y sus hijos. Les estoy muy agradecido.

Era una persona sencilla, muy amante del toro y le encantaba ayudar a las promesas a los chavales, es muy difícil de ver que haya gente que les apoye. Les guardo mucho cariño y agradecimiento a él y a esa familia.

El Fundi
Lo conocí siendo muy pequeño. La primera vez que fui a su finca en Buenaventura es porque iba a torear becerros suyos en Casavieja en 1981. Tengo muy buen recuerdo de él, le maté becerradas cuando empezada y luego también de novillero y de matador. Tengo buenos recuerdos de él, tengo buen trato y amable con toda la familia. Solo tengo buenos recuerdos de él.

Era buena gente, campechano. Para mí que era un chaval y que por cualquier ganadero sentía respeto y admiración me pareció una persona fenomenal. Cuando nos veíamos nos trataba con mucho cariño y cordialidad. Hemos tenido muy buena relación con la familua y solo tengo palabras de agradecimiento hacia Don Pablo.

Uceda Leal
Le conocí por mediación del maestro Gregorio Sánchez que era su compadre y nos llevaba mucho a tentar en la escuela. Era un hombre muy amable con todos nosotros. Lo recuerdo como un hombre amable y que nos dio oportunidades en casa y poniéndonos en novilladas. Mi recuerdo hacia él es de mucho cariño.

Victor Mendes
Lo conocí a Don Pablo en Madrid, me dijeron que era el ganadero. En esos momentos yo empezaba. Más adelante le conocí en profundidad gracias a Gonzalito, era mi mozo de espadas y llevaba al hijo de Don Pablo, rejoneador. De ahí y de la relación con Esplá surgió la amistad. Empezamos a tentar en su casa y nos hicimos amigos.

Era muy metódico, muy buena gente, de sus amigos. Hemos disfrutado siempre de su amistad. Cuando formé mi ganadería le compré cincuenta vacas y sementales de su rama Santa Coloma. Cada vez que ibamos a tentar a su casa, hospitalidad pura, muy aficionado, colaborador, de ayudar a sus amigos. Educado, amigo de sus amigos y grandes personas son su familia. Era encantador, muy cuidadoso con la ganadería, con los toreros en su casa nos sentíamos como en casa.

Juanvi de la Calle
Para mi fue descubrir a un taurino de toda la vida, de los que el apretón de manos era más que un contrato.
Como mozo de espadas me trato con mucho cariño y me aportó una buena amistad con la familia.

Rafi Camino.
Lo conocí cuando empezamos Litri y yo hace 33 años sin picadores, matamos muchas novilladas suyas. Fuimos a tentaderos a su casa. Muy campechano, muy de campo, muy preocupado porque embistieran sus novillos y saliera todo bien. Muy de los suyos. Matamos muchas en Ávila, Villanueva de la Cañada, Cuellar… Si toreamos 30 ese año, 12 por lo menos eran suyas. Le matamos toda la camada. Hubo algunas muy buenas y otras muy malas (RISAS).

Dámaso González
Era amigo mio. Siempre he tenido un gran aprecio por él. Los taurinos nos conocemos todos a través del toro y le corté las orejas a un toro en Madrid suyo. Del 70 que corté una oreja hasta el 79 que me salió un sobrero suyo y le corté las dos. Ya le conocía antes porque iba a tentar y toreé muchos festivales que él hacía. Un hombre serio, ameno y alegre. Un hombre bueno.

Luis Francisco Esplá
Lo conoci hace muchos años, creo que a raíz de algún festival. Yo entré en esa casa y no volví a salir. Era uno más de la familia.

Un 10. Solo te voy a contar una cosa de él. Un año me partió un pie un toro en Madrid en mayo y yo quería reaparecer para agosto. Ya no quedaban vacas en el campo, le llamé y le dije que si me podía guardar media docena de vacas para finales de julio. No me guardó media docena, me guardó toda una camada. Con lo que eso come, lo que eso gasta, lo que eso genera. Ése era Don Pablo. Con ese ejemplo, aunque te podría contar muchas más, te muestro la calidad humana y moral de Don Pablo.

Manuel Vidrié
Para mi Pablo fue una persona muy entrañable que me aconsejó muy bien y al que admiré como a un padre. Se portaba muy bien conmigo. Me prestó su casa y me llevó a entrenar. Me dio su calor humano. Lo conocí por matar novilladas suyas cuando yo estaba en activo y ya hicimos una amistad muy grande. Una familia, para mí son eso los Mayoral.

Juan Mora

Toreé varias corridas de su casa y teníamos trato. Era una persona de mucha sensibilidad, una persona muy humilde y noble. Una persona seria, sincera y agradable en el trato, simpático y abierto. Un hombre muy prudente. Era de ese tipo de personas de antes, de los que me enseñaban mucho. Me fijaba en sus detalles y me nutría y alimentaba. Era uno de esa clase de seres humanos que han dejado un legado y una huella imborrable. Pablo tenía una familia numerosa, muchos hermanos, de los que conozco a casi todos y con los que guardo una buena relación. Una de las hijas es ginecóloga y estuvo en el nacimiento de mis hijos, Mercedes. Les tengo mucho cariño a la familia. Todos los hijos han heredado de su padre esa categoría humana.

Cartel del homenaje.