la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 25 de mayo de 2018

Madrid. Colombo agasajado por la Unión de Abonados de Las Ventas. Trofeo Mejor Novillero 2017


Juan Lamarca, Jesús Enrique Colombo, yJesús Fernández

Redacción 'Del toro al infinito' blogspot
Madrid, 25 de Mayo de 2018
El Viejo Chamartín no es precisamente un rincón taurino ni está situado en los aledaños de la Monumental de Las Ventas donde a los bares y tascas les chorrea por las paredes abigarradas joyas taurinas de cartelería célebre y cabezas de toros memorables; por el contrario fue y es el fútbol el que lo pone en órbita a este "Viejo Chamartín" que  adopta el nombre del antiguo campo del Real Madrid transformado en el grandioso estadio "Santiago Bernabéu". Sin embargo a este excelente restaurante no le falta torería, ni por el histórico nombre que le honra, ni por el buen aire que desprende las imágenes de los que fueron labrando la epopeya  del mejor equipo del mundo y el más laureado de la historia. El "padre" del Real Madrid, don Santiago Bernabéu  aparece por las blancas paredes, cómo no, como futbolista pionero del club merengue o como impresionante presidente comandando la nave blanca; a su vera una réplica de una Copa de Europa, rodeada de carteles, como un entrañable testimonio gráfico de don Alfredo Di Stéfano, escoltado por Kopa, Gento o Zárraga, elevando el trofeo al cielo tal como toreros con las orejas en la mano, y no es baladí la comparación cuando a ese copón europeo tan deseado se le conoce por el nombre de "orejona" y de las que el Madrid ya ha sumado una docena y en pocos días en Kiew podrá conquistar la 12+1.

Por si todo ello no fuera suficiente, este "Viejo Chamartín" constituye la sede de una prestigiosa y veterana asociación, la Unión de Abonados y Aficionados Taurinos de Madrid, cuyos integrantes, con su asidua presencia, impregnan de su natural torería este emporio de la gastronomía a pocos metros de la catedral del fútbol construida en la otrora Avenida del Generalísimo. Y así fue como en el día de ayer estos buenos aficionados recibieron con una ovación a la joya venezolana, el joven matador de toros Jesús Enrique Colombo, para dedicarle un evento, con delicioso almuerzo incluido, para entregarle un trofeo muy deseado por muchos, el de Mejor Novillero de la temporada 2017.

Colombo fue la atracción de la tarde, ocupando el lugar preferente de la mesa y flanqueado por el presidente de La Unión, Jesús Fernández, el dirigente del Círculo T. A. Dinastía Bienvenida, Juan Lamarca, junto con Jean-Pierre Hédoin, presidente del Club Taurino de París, y Jesús Adolfo Ruiz, papá Colombo, que completaba la tribuna.

Jesús Fernández, presentó al matador y a los integrantes de la mesa que pronunciaron unas palabras de salutación a la entidad y a los asistentes, y de elogio el torero venezolano premiado, con el que desarrollaron posteriormente una amena e interesante tertulia, que dio paso a que el presidente de los abonados madrileños entregara un bonito mosaico que da testimonio de su triunfo como novillero de Jesús Enrique Colombo, no solo en Madrid y resto de España sino de toda la temporada europea.

Antes el clarividente torero venezolano hizo gala de su precoz saber estar y decir, relatando con proverbial concrección su origen y desarrollo en el toreo que conforma, dijo, una entrañable y exitosa historia gracias a la fe y enseñanza de su padre y posteriormente a la gran capacidad profesional y humana de su apoderado don Juan Ruiz Palomares.

Las palabras y la opiniones vertidas por el joven espada, al que le espera en breve su confirmación de alternativa por el maestro Ponce en la Feria de San Isidro de Madrid, impactaron entre los presentes dando lugar a un sabroso diálogo con el torero, que se mostró con total dominio de la situación, igual que un valeroso e ilustre veterano tal como le definiera Juan Lamarca cuando se enfrenta al toro por sus excepcionales condiciones e innatas y dotado de una inteligencia que le avala.

La acendrada afición de Colombo y la necesidad de continuar su intensa preparación de cara a los importantes próximos compromisos en la Plaza de Las Ventas le llevaron a su pronta retirada del Viejo Chamartin y encaminarse a la ganadería de Guadalmena para la lidia y muerte de varios ejemplares.

Todos les desearon lo mejor, y el amparo divino, para el logro de un gran triunfo en la plaza de Madrid.










Restaurante Viejo Chamartín