la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 25 de mayo de 2018

Radio Liverpool está hambrienta y agazapada / por Juan Manuel Rodríguez



Radio Liverpoolque tiene su sede principal en Madrid y ramificaciones por toda España, está expectante, vigilante, atenta. Radio Liverpool está expectante como lo está el jaguar que, agazapado entre la maleza, espera el momento adecuado para abalanzarse sobre su presa, que en este caso es el Real Madrid.  

Radio Liverpool está hambrienta y agazapada

No es cierto que este Real Madrid vaya a convertirse en leyenda si, ojalá, se proclama campeón de la Champions por tercera vez consecutiva el sábado que viene y obtiene así La Decimotercera Copa de Europa. Y no es cierto por la sencilla razón de que, independientemente de lo que suceda ante el Liverpool, este Real Madrid de Zidane ya es leyenda, y entre otras cosas lo es por haber sido el primer equipo que ha ganado dos Champions consecutivas. De modo que, para ser exactos, si este Real Madrid se impusiera al Liverpool de Klopp, sería aún más legendario de lo que ya es. Lo sería por superar su propio record, que está en dos Champions seguidas, elevándolo a la cifra nada desdeñable de tres. Y lo sería por conseguir lo que nunca, jamás, a lo largo de los 116 años del club, ha conseguido el Madrid, o sea proclamarse campeón de Europa de fútbol y de baloncesto. Los chicos de Laso lo consiguieron el domingo pasado, convirtiéndose también en leyenda, y ahora el balón, y nunca mejor dicho, está en el tejado del equipo de Zizou.

Ante esa perspectiva, que es poco halagüeña para ella, Radio Liverpool, que tiene su sede principal en Madrid y ramificaciones por toda España, está expectante, vigilante, atenta. Radio Liverpool está expectante como lo está el jaguar que, agazapado entre la maleza, espera el momento adecuado para abalanzarse sobre su presa, que en este caso es el Real Madrid. Cualquier observador objetivo diría que llegar a una nueva final de la Copa de Europa es una proeza; hay que culminar, por supuesto, pero ahora mismo únicamente dos equipos de fútbol del mundo pueden proclamarse campeones de Europa, y uno de los dos ya tiene doce en sus vitrinas y acaba de alcanzar su tercera final consecutiva. Para Radio Liverpool, que antes fue Radio Turín, antes Radio Atleti, antes Radio Leverkusen y antes Radio Valencia, el éxito y el fracaso madridista pende del hilo de la Copa de Europa, que parece sencilla cuando se gana tantas veces seguidas.

Así que, como el jaguar, Radio Liverpool está tensa, con las patas encogidas para ganar altura, con las garras afiladas y los dientes más afilados aún, dispuesta a caer sobre el Madrid. No se trata de una tensión normal, no, qué va. La tensión de Radio Liverpool es la tensión de una fiera hambrienta, una fiera que repitió idéntico protocolo en años anteriores y luego tuvo que regresar a la cueva. Volverá a suceder si, ojalá, el Real Madrid incrementa su leyenda. En el inconsciente colectivo ha triunfado la idea de que el Real Madrid va a pasearse a Kiev, como si el Liverpool, que ha ganado 5 Copas de Europa, fuera el Villarratempujo de Abajo. No han entendido nada. Porque una Copa de Europa no se gana sin sufrimiento, sin carácter, sin solidaridad y sin respetar por encima de todas las cosas al rival. Cuestión que, por cierto, y me refiero a lo del respeto hacia el rival, no ha hecho Klopp al señalar a Marcelo. Lo ha señalado y lo ha motivado: seguro que Marcelo hará el mejor partido de su vida el sábado que viene.

Klopp es un gran motivador de sus equipos... y de sus rivales. Aunque al Real Madrid no le hace falta motivación porque ya ha salido del aeropuerto de Barajas con ella a cuestas. Saben lo que se juegan y son conscientes de que pueden incrementar su leyenda. Pero, si a la motivación añadida hemos de referirnos, la de Radio Liverpool supera con creces a la del entrenador alemán. No está entre sus cien primeros objetivos el de callarle la boca a más de uno, pero sí es el ciento uno. Y el martes, aunque de modo muy fino y con mucha clase, ya lo hizo Zidane: "Ya sé que no soy un buen táctico, y si no ya estáis vosotros para recordármelo". Porque, aún hoy, hay en España más de un redactor jefe de Radio Liverpool que siguen refiriéndose a Zizou como un "alineador". Como cantaba Radio Futura, "hace falta valor, hace falta valor, ven a la escuela de calor".