la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 2 de mayo de 2018

Si España lo ha hecho, Ecuador por qué no lo puede hacer? / Por Manolo Espinosa “El Ciclón”



 ..en la feria “Señor del Buen Suceso" en Riobamba,  cuando el juez Franklin Ocaña dispuso bajo un amparo de protección, la prohibición del ingreso a la corridas de toros a los jóvenes menores de 18 años, tomando en cuenta que en  octubre del 2013,  el Consejo de la Niñez y Adolescencia aprobó un reglamento que disponía la prohibición del ingreso a las corridas de toros a menores de 16 años


Si España lo ha hecho, Ecuador por qué no lo puede hacer?.

Manolo Espinosa “El Ciclón”
Riobamba, 1 de Mayo de 2018
Es inadmisible y hasta hora no comprendemos, cómo ciertos organismos internacionales intervienen con autoridad, irreverencia e irrespeto a las leyes y  costumbres propias de los pueblos,  invadiendo la autonomía y libertad para expresar o manifestar los sentimientos y pensamientos que son únicos en cada sociedad,  atreviéndose a sugerir y recomendar ciertas acciones a tomar, con la finalidad de distorsionar la historia, la cultura y las tradiciones que posee cada uno de ellos, sin importar que todo eso representa la  riqueza, el patrimonio cultural inmaterial y a la vez la propia identidad que se debe proteger porque ese es el fundamento de nuestras definiciones.

Con esta introducción, queremos hacer alusión a lo recientemente acontecido en la feria “Señor del Buen Suceso" en Riobamba,  cuando el juez Franklin Ocaña dispuso bajo un amparo de protección, la prohibición del ingreso a la corridas de toros a los jóvenes menores de 18 años, tomando en cuenta que en  octubre del 2013,  el Consejo de la Niñez y Adolescencia aprobó un reglamento que disponía la prohibición del ingreso a las corridas de toros a menores de 16 años. Hasta allí todos teníamos conocimiento,  por cuya razón la empresa “Espectauros” desde hace más de dos meses en toda la publicidad anunciaba aquello respetando las disposiciones regulatorias, más o sorpresa, llegado el día de la primera corrida, surgió ese malhadado impedimento perjudicando a la empresa en mención.

Como medios de comunicación, inconformes con esas inoportunas disposiciones, concurrimos al juzgado de la Niñez y Adolescencia para que se nos explicara al respecto, informándonos que en octubre del 2017 el “Comité de Derechos del Niño de las NN.UU. había recomendado  a Ecuador, que la edad mínima  para presenciar y participar en corridas de toros debía ser a partir de los 18 años” y el pasado 28 de marzo sin más ni más,  la Corte Constitucional diligentemente emitió la sentencia.

Más tarde, tuvimos la oportunidad de tener acceso a un medio de comunicación español, el ABC,  que en grandes titulares decía:” EL MINISTERIO DE CULTURA PLANTA CARA A LA  ONU Y DEFIENDE PRESENCIA DE LOS NIÑOS EN LOS TOROS”. Esto,  en relación  a  la última recomendación de las Naciones Unidas, -la misma receta que nos endosaron- con la diferencia que nosotros aceptamos a pie juntillas, mientras que España con sus leyes no acataron tal sugerencia y que defendiendo lo suyo, decidieron enmarcarse en lo que  dice la UNESCO en el artículo 2  de la Convención para salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial, firmada en  París el 17 de octubre del 2003, que define con claridad lo que significa al patrimonio cultural inmaterial.

 “Los usos,  representaciones, expresiones,  conocimientos y técnicas que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos, reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad, contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana”.

Este es un claro ejemplo,  de que las naciones sumisas y serviles acatan todo lo que se les impone, mientras otras,  en donde prevalece la dignidad, el  orgullo y autonomía, toman decisiones que son de interés de su pueblo. Qué nos pasa?, hasta cuándo no nos liberamos de estos complejos de inferioridad y actuamos con libertad para decidir lo que nos conviene?.  Es hora de que los sectores afectados tomemos acciones, ya que con esto incluso, nos  están restando autoridad y el derecho que tenemos los padres a decidir lo que mejor convenga  a nuestros hijos.  El Estado ni los gobiernos  no tienen porque  intervenir sobre esto, somos los padres los únicos autorizados a guiar y formar a nuestros hijos  por obvias razones:  la convivencia con ellos, nuestra experiencia, madurez y consejos,  con lo que paulatinamente y paciencia vamos esculpiendo a los nuevos ciudadanos del mañana.

Por todas estas cosas que  pasan en nuestro país y en otros de Latinoamérica, se está preparando el “PRIMER CONGRESO LATINOAMERICANO DE INTEGRACIÓN TAURINA”, cuya sede está por decidirse en una ciudad del Ecuador y  que tendrá una duración de tres días,  en donde se tratarán estos  álgidos temas y otros de suma importancia para la fiesta  que hoy más que nunca merece especial atención;  evento en el que participarán destacados exponentes de España, Francia y América.  Más adelante se conocerán los detalles y la información  necesaria que esto merece.