la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 14 de mayo de 2018

La voz serena de Fortes y su ejemplo / por Ricardo Díaz-Manresa


Gran lección de Fortes en sus declaraciones tras negarle la oreja el presidente, casi nuevo en esta plaza, y nuevo en San Isidro, José Magán. Era viernes y cuarta de feria.


La voz serena de Fortes y su ejemplo 

Gran lección de Saúl Jiménez Fortes, en los carteles Jiménez Fortes durante un tiempo y ahora simplemente Fortes.

Palabras del torero de Málaga con la misma tranquilidad, seguridad, valor y convencimiento con que había toreado en Las Ventas al sexto de Pedraza de Yeltes.

Lección para el presidente pitado e insultado. Ni una palabra contra él. Quitando importancia a tener una oreja más cuando era un trofeo importante. Y estando todo caliente porque acababa de suceder.

Lección de un joven a los comunicadores que se rasgaban las vestiduras por la oreja no concedida cuando él era el único o, al menos, el más perjudicado. Rabia en sus defensores y paz y sensatez en él. Que aprendan y no aburran tanto con sus comentarios, cada día más pesaditos.

Lección para los que tiraron almohadillas sin analizar lo que pesan las de Las Ventas. Y que pueden causar conmociones cerebrales, lesiones cervicales y hacer rodar a algún espectador por las escaleras. Había terminado el festejo y muchos abandonaban la plaza. Por eso, esta barbaridad está penada con multa.

Lección para ellos que siguen la costumbre actual en España contra alguna decisión del poder porque es injusta o porque no les gusta. No exponen sus quejas como se debe, sino la arman.

Lección de toreo de Fortes al que supongo que irán a verle todos los de las almohadillas para mostrarle su cariño el próximo 17 de junio y hacerle justicia. Vuelve a torear en Madrid. La primera después de San Isidro. Os espero a todos.

Lección de Fortes ante los entrevistadores. No se dejó llevar por las preguntas para que se quejara.

Lección de un joven que ha dejado a muchos veteranos y talluditos a la altura del betún. No hace falta insultar ni perder los papeles para denunciar lo que creen injusto.

Y lección a los aficionados tras su buena actuación en Madrid el pasado Domingo de Ramos. Oreja entonces, oreja que debió ser el viernes. Y una nueva carrera que parece haber iniciado. Fue muy duro llegar hasta aquí, con dos cornadas gravísimas en el cuello y numerosos percances y volteretas. Años de incertidumbre, pero lo ha superado. Antes, inseguro. Ahora, dueño de la situación. Y siempre con mucho valor.

Le felicito por su ejemplo.