la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 6 de agosto de 2017

¿Qué pasa en la Justicia?! / por Rafael Comino Delgado


El juez don Ismael Moreno, de la audiencia nacional

Para ser buen juez creo que será necesario saber mucho de Derecho, pero será muchísimo más necesario tener sentido común y ser decente y justo.

  • “cuando la Justicia se politiza la Política se judicializa, los jueces quieren mandar, los políticos quieren juzgar y la democracia dejar de ser tal”.


¿Qué pasa en la Justicia?!

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Leo con enorme sorpresa que el juez don Ismael Moreno, de la audiencia nacional, ha autorizado, en un pueblo navarro llamado Etxarri Aranatz, el denominado "tiro al facha", consistente en tirar piedras, huevos u otros objetos sobre imágenes representativas de personas o instituciones españolas, como Guardia civil, Rey, la Iglesia, o cargos políticos. También ha autorizado un homenaje al etarra, ya fallecido, Kepa del Hoyo.

Les explicaré el porqué de mi sorpresa.

1º)Un facha es, según el diccionario de la RAE, "un fascista o una persona de ideología política reaccionaria". Para ser mas explicito, facha es lo contrario de "rojo". Pero los guardias civiles, los sacerdotes, el Rey, el presiente del gobierno, los ministros, etc, no son ni fascistas ni reaccionarios, por el contrario son personas de orden. Particularmente admiro mucho y estoy muy agradecido a la Guardia civil.

2º)Para ser buen juez creo que será necesario saber mucho de Derecho, pero será muchísimo más necesario tener sentido común y ser decente y justo.

Situados ya en el caso que nos ocupa diremos, de forma clara, clarísima y contundente, que este juego del "tiro al facha" induce hacia el odio y hacia el terrorismo, por tanto, al menos, para mí, el que autoriza tal juego está autorizando la apología del terrorismo y del odio hacia ciertas personas y colectivos, lo cual es un delito, en nuestra opinión.

Claro que si un juez con experiencia autoriza este delito (según yo pienso), es lógico pensar que también autorizaría otros dos juegos que podríamos proponerle: 
a) El llamado "Tiro al Rojo", consistente en disparar contra imágenes de personas consideradas rojas(según el diccionario de la RAE persona radical, revolucionaria), tales como son todas las de extrema izquierda.
b)"Tiro al juez", consistente en disparar contra imágenes de jueces.

Particularmente, yo pensaba que los dos juegos que podríamos proponer son delito, porque fomentan el odio contra rojos y jueces, y uno de los mayores crímenes que pueden cometerse es sembrar el odio y el rencor entre los ciudadanos, pero ahora, de acuerdo a la sentencia del juez Sr. Moreno, creo que no lo son, pues el "tiro al facha" no lo es. 

Pero mi capacidad sorpresa queda totalmente agotada cuando el juez autoriza, sin pensárselo, el homenaje a un etarra asesino y, al parecer todo el mundo lo ve normal. Sin embargo el presidente de la Fundación Francisco Franco, que es legal, dice que mostrarán toda la grandeza de Franco, e inmediatamente sale una jauría (de la talla moral de Jorge Verstrynge) a protestar. No ha faltado la protesta de don Alberto Núñez Feijoo, argumentando que ello puede ser apología de no sé qué. ¿No es apología del terrorismo el homenaje a un terrorista? ¿No es apología del odio hacia la Guardia Civil, la Iglesia, el Rey, en general hacia España, el "Tiro al facha". Que yo sepa Franco no fue un terrorista, fue un señor que ganó una guerra provocada por los que la perdieron, que habían creado un estado de terror insoportable, lo que originó el levantamiento de unos militares para evitar que siguieran asesinando.

Pero es que sentencias como esta, o parecidas, las vemos con demasiada frecuencia, lo que nos obliga a preguntarnos, ¿es que nos estamos volviendo locos?, ¿es que los jueces (al menos algunos) se han vuelto locos? Desde luego algo extraño está pasando en relación con la Justicia, y ello me lleva a pensar que, juzgar justamente es muy difícil, por ello los jueces tienen nuestro respeto y admiración. Pero si alguno juzga injustamente a sabiendas, también debe saber que es indigno de su profesión y que podrá burlar la justicia humana, pero ante Dios no vale la prevaricación.

Tengo la impresión, al menos en algunos casos, de que la Política influye demasiado en la Justicia y viceversa, y “cuando la Justicia se politiza la Política se judicializa, los jueces quieren mandar, los políticos quieren juzgar y la democracia dejar de ser tal”. Es muy probable que estemos en este ultimo camino.