la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 24 de agosto de 2017

Lamentable espectáculo en Cataluña / por Rafael Comino Delgado



Me pregunto, ¿dónde está la Cataluña que acogía inmigrantes del resto de España y les daba trabajo, aquella Cataluña trabajadora, razonable, sensata. Ya no existe, y de ello son responsables los políticos que les han gobernado desde la transición para acá, que les han estado lavando el cerebro desde niños e inyectándoles odio, contra España, en su corazón y en su mente, con mentiras y mantras como "España nos roba", cuando quien les robaba y sigue robando era don Jordi, su banda y los que le sucedieron. 

Lamentable espectáculo en Cataluña

Rafael Comino Delgado 
Catedrático de la Universidad de Cádiz
El terrible atentado terrorista de Barcelona y Cambrils ha hecho aflorar la enorme podredumbre que hay en Cataluña a nivel político, que, en parte , ya la conocíamos, pero ahora se ha descubierto totalmente.

Quince personas han perdido la vida y muchísimas más están heridas, algunas muy graves, y mientras sus familiares y amigos sufren, lloran en silencio tragándose las lágrimas, los políticos que gobiernan Cataluña nos están dando, todos los días y a todas las horas, un espectáculo lamentable y miserable, utilizando tanta desgracia, tanto dolor políticamente, intentando rentabilizarlo para conseguir sus objetivos partidistas y personales , especialmente separarse de España, y así continuar la económicamente rentable estela de los Puyol. 

Según los datos que vamos conociendo cada día, es muy probable que este atentado se hubiese podido evitar con una buena colaboración entre mossos de escuadra, Policía Nacional y Guardia Civil, colaboración que en todo momento ha impedido el gobierno catalán. La soberbia de unos políticos desalmados, que piensan solo en su interés particular y no en los ciudadanos, ha facilitado la acción de los terroristas. Por tanto, ¡Sr. Puigdemont recapacite, mire en su conciencia, que a lo mejor está muy oscura, y aprenda!

El consejero de Interior separa victimas catalanas de víctimas españolas; la alcalde de Barcelona, esa mujer llamada Ada Colau que lo más importante que ha hecho en su vida ha sido organizar manifestaciones y escraches, se niega a poner bolardos y maceteros en calles peatonales porque se lo han recomendado el ministerio de Interior. Como excusa aduce que eso coarta la libertad. (Seguramente se referiría a la de los terroristas. ¡Hipócrita!).Desde luego no parece estar muy apesadumbrada por los las victimas ya que en la oferta del Rey Felipe VI, cuando todo el mundo estaba serio, como requería el momento, ella no dejaba de reír; el gobierno catalán impide actuar a Policía Nacional y Guardia Civil, dificultando así la investigación del caso, lo que puede suponer más atentados, argumentando que se bastan con los mossos de escuadra, que dicho sea de paso es una policía politizada al servicio del separatismo; los inútiles e ignorantes pero cargados de odio, de la CUP (recordemos que, como dijo Goethe, "Nada hay más terrible que la ignorancia activa") culpan del atentado al presidente Rajoy y al Rey Felipe VI, tras negarse a participar en una concentración en apoyo a las victimas si está el Rey; y así podríamos seguir relatando las actuaciones más destacadas de las autoridades catalanas, que parecen competir para lograr colocar a Cataluña y a toda España a la cola de los países civilizados del mundo.

A todos ellos se les podría decir que son unos sinvergüenzas, porque es verdad, pero no se lo diremos porque ellos ya lo saben; a todos se les podría decir que no tienen dignidad, porque es verdad, pero no se lo diremos porque perderíamos el tiempo ya que ellos no entienden el concepto dignidad, ni el de ética.

La actuación de la izquierda radical (ERC, Podemos y sus grupúsculos, la CUP, etc) es la normal en ellos, es lo que podemos esperar de toda esa caterva de descerebrados , expertos en todo lo que sea hacer el mal, ir contra la civilización y contra la convivencia humana en paz. No sirven para nada bueno, para nada positivo, para nada digno. Algunos incluso tienen terroristas en su interior, pues no olvidemos que el grupo terrorista Terra Llure se integro en ERC y, a día de hoy, no han pedido perdón, pero ahí siguen. Por tanto, esperar otra cosa de la izquierda radical española o mundial es perder el tiempo, han nacido para el mal, para impedir la convivencia humana civilizada, y en ello están.

Pero los demás que componen el gobierno catalán (los descendientes de Convergencia Democrática de Cataluña) casi siempre fueron personas con un nivel cultural, con una formación superior, personas razonables, hasta que capitaneados por don Jordi Puyol se dieron al hurto ( mediante el 3 %, entre otras formas), más que a otra cosa, y ahora ya se han tirado totalmente al monte.

Me pregunto, ¿dónde está la Cataluña que acogía inmigrantes del resto de España y les daba trabajo, aquella Cataluña trabajadora, razonable, sensata. Ya no existe, y de ello son responsables los políticos que les han gobernado desde la transición para acá, que les han estado lavando el cerebro desde niños e inyectándoles odio, contra España, en su corazón y en su mente, con mentiras y mantras como "España nos roba", cuando quien les robaba y sigue robando era don Jordi, su banda y los que le sucedieron.

Los que ahora votan a la CUP, a ERC a Podemos son todos esos enfermos de ignorancia y de odio, adiestrados desde el colegio ("Quien escribe en el corazón de un niño escribe para siempre").

Se nos puede decir que esos políticos serán como sean, pero han sido puestos en sus sillones por la sociedad catalana , y es verdad , pero todos sabemos que es más fácil engañar a mil hombres juntos que uno por uno. La realidad es que hoy tienen en Cataluña lo que sus políticos ha venido sembrando, cultivando, en los últimos 35 años, es decir, corrupción y odio hacia España.

Me gusta ser respetuoso con todo el mundo pero para ser respetado es necesario ganarse el respeto, y todos los políticos catalanes que están dando ese miserable y lamentable espectáculo no merecen el más mínimo respeto, de nadie que sea decente. Su comportamiento en este tema, y en otros muchos, les retrata bien a las claras. Representan lo peor de la sociedad a nivel moral, porque constantemente mienten, inducen al odio entre españoles, son rémoras, que siempre ponen su interés personal por encima de todo. 

Pero también hemos de destacar que los distintos gobiernos centrales, desde el de la UCD hasta el actual tienen su responsabilidad, pues han sido muy permisivos, les han permitido no cumplir las leyes, lo cual es delito. Ahora va a resultar muy difícil, sino imposible, retornar a la normalidad de convivencia civilizada y decente en Cataluña.

Lamentable espectáculo en Cataluña 

El terrible atentado terrorista de Barcelona y Cambrils ha hecho aflorar la enorme podredumbre que hay en Cataluña a nivel político, que, en parte , ya la conocíamos, pero ahora se ha descubierto totalmente. 

Quince personas han perdido la vida y muchísimas más están heridas, algunas muy graves, y mientras sus familiares y amigos sufren, lloran en silencio tragándose las lágrimas, los políticos que gobiernan Cataluña nos están dando, todos los días y a todas las horas, un espectáculo lamentable y miserable, utilizando tanta desgracia, tanto dolor políticamente, intentando rentabilizarlo para conseguir sus objetivos partidistas y personales , especialmente separarse de España, y así continuar la económicamente rentable estela de los Puyol. 

Según los datos que vamos conociendo cada día, es muy probable que este atentado se hubiese podido evitar con una buena colaboración entre mossos de escuadra, Policía Nacional y Guardia Civil, colaboración que en todo momento ha impedido el gobierno catalán. La soberbia de unos políticos desalmados, que piensan solo en su interés particular y no en los ciudadanos, ha facilitado la acción de los terroristas. Por tanto, ¡Sr. Puigdemont recapacite, mire en su conciencia, que a lo mejor está muy oscura, y aprenda! 

El consejero de Interior separa victimas catalanas de víctimas españolas; la alcalde de Barcelona, esa mujer llamada Ada Colau que lo más importante que ha hecho en su vida ha sido organizar manifestaciones y escraches, se niega a poner bolardos y maceteros en calles peatonales porque se lo han recomendado el ministerio de Interior. Como excusa aduce que eso coarta la libertad. (Seguramente se referiría a la de los terroristas. ¡Hipócrita!).Desde luego no parece estar muy apesadumbrada por los las victimas ya que en la oferta del Rey Felipe VI, cuando todo el mundo estaba serio, como requería el momento, ella no dejaba de reír; el gobierno catalán impide actuar a Policía Nacional y Guardia Civil, dificultando así la investigación del caso, lo que puede suponer más atentados, argumentando que se bastan con los mossos de escuadra, que dicho sea de paso es una policía politizada al servicio del separatismo; los inútiles e ignorantes pero cargados de odio, de la CUP (recordemos que, como dijo Goethe, "Nada hay más terrible que la ignorancia activa") culpan del atentado al presidente Rajoy y al Rey Felipe VI, tras negarse a participar en una concentración en apoyo a las victimas si está el Rey; y así podríamos seguir relatando las actuaciones más destacadas de las autoridades catalanas, que parecen competir para lograr colocar a Cataluña y a toda España a la cola de los países civilizados del mundo. 

A todos ellos se les podría decir que son unos sinvergüenzas, porque es verdad, pero no se lo diremos porque ellos ya lo saben; a todos se les podría decir que no tienen dignidad, porque es verdad, pero no se lo diremos porque perderíamos el tiempo ya que ellos no entienden el concepto dignidad, ni el de ética. 

La actuación de la izquierda radical (ERC, Podemos y sus grupúsculos, la CUP, etc) es la normal en ellos, es lo que podemos esperar de toda esa caterva de descerebrados , expertos en todo lo que sea hacer el mal, ir contra la civilización y contra la convivencia humana en paz. No sirven para nada bueno, para nada positivo, para nada digno. Algunos incluso tienen terroristas en su interior, pues no olvidemos que el grupo terrorista Terra Llure se integro en ERC y, a día de hoy, no han pedido perdón, pero ahí siguen. Por tanto, esperar otra cosa de la izquierda radical española o mundial es perder el tiempo, han nacido para el mal, para impedir la convivencia humana civilizada, y en ello están. 

Pero los demás que componen el gobierno catalán (los descendientes de Convergencia Democrática de Cataluña) casi siempre fueron personas con un nivel cultural, con una formación superior, personas razonables, hasta que capitaneados por don Jordi Puyol se dieron al hurto ( mediante el 3 %, entre otras formas), más que a otra cosa, y ahora ya se han tirado totalmente al monte. 

Me pregunto, ¿dónde está la Cataluña que acogía inmigrantes del resto de España y les daba trabajo, aquella Cataluña trabajadora, razonable, sensata. Ya no existe, y de ello son responsables los políticos que les han gobernado desde la transición para acá, que les han estado lavando el cerebro desde niños e inyectándoles odio, contra España, en su corazón y en su mente, con mentiras y mantras como "España nos roba", cuando quien les robaba y sigue robando era don Jordi, su banda y los que le sucedieron. 

Los que ahora votan a la CUP, a ERC a Podemos son todos esos enfermos de ignorancia y de odio, adiestrados desde el colegio ("Quien escribe en el corazón de un niño escribe para siempre").

Se nos puede decir que esos políticos serán como sean, pero han sido puestos en sus sillones por la sociedad catalana , y es verdad , pero todos sabemos que es más fácil engañar a mil hombres juntos que uno por uno. La realidad es que hoy tienen en Cataluña lo que sus políticos ha venido sembrando, cultivando, en los últimos 35 años, es decir, corrupción y odio hacia España.

Me gusta ser respetuoso con todo el mundo pero para ser respetado es necesario ganarse el respeto, y todos los políticos catalanes que están dando ese miserable y lamentable espectáculo no merecen el más mínimo respeto, de nadie que sea decente. Su comportamiento en este tema, y en otros muchos, les retrata bien a las claras. Representan lo peor de la sociedad a nivel moral, porque constantemente mienten, inducen al odio entre españoles, son rémoras, que siempre ponen su interés personal por encima de todo. 

Pero también hemos de destacar que los distintos gobiernos centrales, desde el de la UCD hasta el actual tienen su responsabilidad, pues han sido muy permisivos, les han permitido no cumplir las leyes, lo cual es delito. Ahora va a resultar muy difícil, sino imposible, retornar a la normalidad de convivencia civilizada y decente en Cataluña.