la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 30 de mayo de 2013

SAN ISIDRO: LA PENA Y EL PANA / Antolín Castro

¡
No se puede estar así en la plaza para no ver nada. La pena

"...Los tres se han liado a dar mantazos sin sentido, sin orden, sin coherencia con las condiciones de lo que tenían enfrente. Una pesadez.."

Antolín Castro / España
S.I. Un día más, van unos cuantos, la lluvia se ha mostrado pertinaz a la hora de los toros en este San Isidro. Un trasiego de gentes buscando refugio, buscando paraguas, buscando chubasqueros, buscando con qué cubrirse para mejor soportar el desarrollo del festejo. Eso, sencillamente, es una pena.

Un día más, y van unos cuantos, los toros que han saltado al ruedo venteño, hoy de tres ganaderías salieron, no tenían nada de bravos, sí mucho de descastados, además de flojos y claudicantes. Devolvieron uno y pudo serlo alguno más. Eso, lamentablemente, es una pena.

Jandilla, anunciada dos tardes en la feria, dio el petardo en la primera que lidió a medias con su otra marca, Vegahermosa, y en esta hizo falta remendarla de entrada con dos de Las Ramblas, y uno de estos fue el devuelto, saliendo uno de El Torreón. Todos mal presentados para esta plaza y de un pésimo juego, salvándose un poco el lidiado 4º perteneciente a Las Ramblas. Lo demás basura. Eso, desdichadamente, es una pena.

Pero es que la terna, no ha sabido, o no ha querido, aligerar la tarde de tanto frío y agua, a los espectadores. Los tres se han liado a dar mantazos sin sentido, sin orden, sin coherencia con las condiciones de lo que tenían enfrente. Una pesadez. Luque se nos puso aflamencado, así de esa manera que imaginan, con el inválido que le cupo en suerte; se creía que la interpretación de esa faena era la quintaesencia y no era eso, era, simplemente, una pena.

El Fandi dio un mitin con las banderillas en su primero, clavando de cualquier manera, -han leído bien, de cualquier manera- no solo con su peculiar estilo velocista y ventajista, sino como no se ha banderilleado, de mal, en toda la feria. Para lo que ofrece el granadino a sus seguidores y espectadores de paso, eso era una pena… muy gorda.

No ha ido a la zaga la llamada esperanza, Jiménez Fortes, pues hoy ha optado por estar más pesado que sus compañeros y lo ha logrado. Una voluntad mal entendida le ha hecho insistir e insistir mientras el público huía y se quedaban desiertos los tendidos. A la vista de lo que hoy no había, ni toros ni toreros, ni esperanza de encontrarlos, la gente ha decidido irse para evitar pulmonías innecesarias. Padecerlas por ver lo visto, hubiera sido una pena.

Una pena cuanto ha sucedido, empezando por el baile impresentable de corrales y sus correspondientes remiendos, impropios de la primera plaza y feria del mundo. No es de extrañar que la huída por el agua inicialmente, se convierta en huída por los protagonistas negativos del espectáculo. Esa es la verdadera pena.

Pero no todo han sido penas en el día, pues a la hora de comer he tenido la ocasión de abrazar y compartir tertulia taurina con el querido torero mexicano El Pana, quien recién bajado del avión se ha presentado en la tertulia taurina radiofónica que el querido Pedro Saiz, tiene en Radio Libertad.

Viene a estar un tiempo con nosotros, a ver la confirmación de su paisano Sergio Flores, se supone que también a los otros paisanos que actúan en la próxima feria de Arte y Cultura. Además quiere consolidar sus conocimientos de guitarra. Tentaderos ya tiene unos cuantos previstos y no descarta confirmar su alternativa en Madrid, para lo que piensa que los pasos iniciales ya están dados. 

Un momento de la animada charla radiofónica con El Pana

Reconozco mi privilegio, pero para mi no ha sido todo una pena hoy, yo he tenido ambas cosas: La pena y El Pana. Bienvenido y suerte en España maestro. Todo no van a ser penas.
***