la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 16 de abril de 2012

Cafelito con un artista: Sándor Tirpák (y 2) / Tercio de Pinceles


Manolete visto por Tirpák


Cafelito con un artista: Sándor Tirpák (y 2)



Segunda y no menos interesante parte de la entrevista concedida a un servidor por el pintor húngaro Sándor Tirpák. Sin importarnos que ese cafelito se vaya enfriando, enlazamos su amor por la naturaleza con las inquietudes taurómacas de este artista. En su lugar, la palabra y el corazón siguen calientes…

¿Se queda con el aullido de un lobo en una cacería o con el mugido ofensivo alargando el cuello de un Miura?
(Risas) Cada cosa en su sitio.
¿Tiene preferencias taurinas en lo que a toros y toreros se refiere? ¿Cuáles?
No, todos los toros me gustan. Cada encaste tiene su encanto. En cuanto a toreros me gustan José Tomás, Manolete, David Mora,Morante...

Sándor, descríbanos su obra…
Mi objetivo con mis obras no sólo es eternizar los animales, sino causar algún sentimiento en el espectador. La mayoría de mis cuadros se caracterizan por los tonos oscuros y el dramatismo.

¿Cuál es su fuente de inspiración a la hora de pintar? ¿le resulta sencillo acceder a material taurino en su país?
El sentimiento que me inspira es lo que veo y mi estado de ánimo. Y en cuanto al material taurino lo recibo de mis amigos Paco Camacho e Ildikó Jámbor, propietarios de la Colección de Arte Camacho – Jámbor.


¿Qué pintores, taurinos o no, son los que llaman su atención?
Me gustan los pintores de, digámoslo así, “pincel ligero”. Quiero decir, que manejan los pinceles sin seguir las reglas e inventan algo nuevo. Me gustan las obras de El Greco, Velázquez y el pintor húngaro Munkácsy.

¿Qué materiales usa habitualmente en sus obras y por qué? 
Pinto con acrílico, óleo sobre lienzo y rocas y con pintura a base de óxido de hierro en porcelana. El óleo permite a pintar más fino que los otros materiales.

¿Hay alguna obra con la que se sienta más identificado?
Me siento identificado con todos mis cuadros.
Y para terminar, ¿qué planes tiene para el futuro? 
Bueno, pienso que uno no debe hacer muchas cosas pero lo que hace debe hacerlo muy bien. Creo que tengo talento para pintar y es lo que debo desarrollar. El que no desarrolla, derrocha. Uno no puede ser neutral. Siempre hay que seguir adelante y colectar experiencias: este es mi objetivo en el trabajo.

Tirpák en su taller
Tras el agradecimiento, la despedida. Budapest sigue ahí. Eterna. En sus calles la poesía se aleja del sopor y audaz respira un hálito radiante. Me agarro a un pasamanos atlante... para no resbalar ante su esplendor.

(Para los interesados en contemplar la obra de Sándor, próximamente expondrá en Madrid del 1 de Mayo al 12 de Junio en la Armería Diana Viaji (c\ Juan Bravo, 42) y a partir del 15 de Mayo durante una semana en el hall del Hotel Intercontinental (Pº de la Castellana, 49)
****
Tercio de Pinceles