la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 15 de abril de 2012

SEVILLA: Mucho aire y poco más.... / Por Diego Martínez


Vuelta al ruedo para el sevillano Oliva Soto
-Fotografía Sandra Carbonero-

Toros de Montealto 
para 
Oliva Soto, Antonio Nazaré, y Diego Silveti

Mucho aire y poco más

Diego Martínez 

Sevilla, 14/04/2012.-
Una tarde de toros con fuerte rachas de viento, ganado desclasado y toreros modestos que torean poco y buscan triunfar a la desesperada, da para poco y algo de eso ocurrió esta tarde en la Maestranza donde el aburrimiento fue lo más sobresaliente.

Decir antes que nada que tanto la empresa como la delegación de la autoridad deben cuidar el estado del ruedo y no permitir iniciar un festejo como el de esta tarde sin regar el piso plaza.
Todos los toros de Montealto han lucido unas perchas astifinas que ya quisiéramos ver en la semana de farolillos, siendo los menos armónicos los lidiados en cuarto, quinto y sexto lugar.
Dentro no atesoraban grandes virtudes pues salían al ruedo haciendo cosas de mansos. Normalmente se empleaban algo en el primer puyazo y como ya comenzaban a flojear, las segundas varas fueron casi todas simuladas al modo de hoy.

En la muleta se puede emplear el nefasto término de “se dejaron”, que es algo así como que pasaban el engaño en ocasiones sin transmisión, en otras se quedaban a la mitad y en las restantes con la cara a media altura, aquello unido al ingrediente molesto del viento, resultaba plúmbeo y monótono. Ante este material bovino los toreros lo intentaron, pero ya que los astados eran sosos, los toreros no lo eran menos y así con estos mimbres no se pueden hacer cestos.

Parece que OLIVA SOTO sorteó el lote menos malo y en el primero de la tarde pudimos ver los mejores muletazos del festejo, pero la faena fue de mas a menos y encima el toro tardó en caer, ayudando el puntillero a prolongar el final con una nefasta actuación.
En el cuarto, que llega a la muleta con exceso de nobleza y muy sosote, OLIVA SOTO debió “enfadarse” algo para poner la transmisión de la que carecía el toro, pero su labor pasó desapercibida.

ANTONIO NAZARÉ ante un flojo toro, segundo de la tarde, se limitó a poner algo de voluntad y poco más. En el quinto que también era flojete y soso, el torero tampoco puso las sal y la pimienta que le faltaba al toro, y no pudimos ver al NAZARÉ que gustó tanto la temporada pasada.

El mejicano SILVETI se encuentra con un tercer toro que destacó en la primera vara, con un buen piquero de nombre JUAN. A. CARBONELL que picó bien y por derecho ante un toro que tuvo fijeza en el peto. El segundo puyazo fue, como toda la tarde, también simulado y en la muleta por la falta de fuerza el toro es suavón al igual que su matador, que solamente en la última parte de la faena se muestra mas decidido y obtiene algunos derechazos buenos.

En el sexto de la tarde, con la corrida cuesta abajo, la gente desfilando a la calle, el frío apretando y el viento aumentando, aquello fue desangelado con un torero dando muchos pases y prácticamente ninguno de buen trazo.