la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 28 de abril de 2012

SEVILLA: Por fin triunfó David Mora / Por Juan Manuel Albendea


Fotografía de Sandra Carbonero-Burladero.com

Por fin triunfó David Mora 


Por Juan Manuel Albendea

Sevilla.-Sábado, 28/04/2012
Uno de los toreros que la afición sevillana esperaba que se consagrara como figura del toreo en esta Feria era David Mora. Sin embargo, hemos tenido que esperar a que lidiara su quinto toro para que confirmáramos que estamos en presencia de un torero con mucho futuro. Y digo su quinto toro, porque en los tres que mató el martes pasado en el mano a mano con Fandiño, ora porque no tuvo suerte con los victorinos, ora porque no supo entenderlos, el caso es que no hubo triunfo. Y ayer, en su primero tuvo que estar más pendiente de que no se le cayera que de torearlo como Dios manda.

Por eso, en la faena al quinto de ayer tarde puso de relieve que cuando hay toro sabe aprovechar y sacarle todo su jugo. Lo toreó con mucho temple y muletazos largos sobre ambas manos. Mejores los postreros que los primeros. Sufrió un importante revolcón, del que se levantó inmediatamente para seguir toreando sobre la mano derecha. Finalizó con unos muletazos por bajo espléndidos antes de cobrar una estocada, ligeramente desprendida. El toro fue ovacionado en el arrastre y David cortó una oreja.

El Cid no ha estado bien. Es posible que sus partidarios se lo achaquen a los toros que le han tocado, pero para empezar podemos preguntarnos: ¿por qué a su primero de salida no le ha dado ni un solo lance?. Los toros tienen tan poca pujanza que ya no se les puede cansar cuando salen; tampoco se les puede picar, no vaya a ser que se caigan antes de tiempo. Hay que reservar su escasísima fuerza para que aguante la faena de muleta de sesenta muletazos todos iguales. Y a este paso, no solo se caerán los toros, sino la fiesta también se caerá, como vemos que se está cayendo esta feria. ¿Es normal que un viernes de farolillos no se llene la plaza? Pero volvamos a El Cid. Sus naturales fueron rápidos y poco ligados y los redondo fueron mejores pero el toro transmitía poca emoción. Estocada trasera y tendida y seis golpes de verduguillo motivaron también que el público sevillano, al que le cuesta mucho silbar, lo hiciera en este caso. En el cuarto tampoco podemos anotar nada destacable de la labor de El Cid. Dos series de muletazos con la derecha y al rematar con uno de pecho, el toro se cae. Ahora imperó el silencio.

Daniel Luque tampoco ha colmado las expectativas que habíamos depositado en él los aficionados. Después de tres tardes, contando la del Domingo de Resurrección, todavía le queda otra corrida en San Miguel. Se ve que tiene un buen apoderado. A su primero intentó varias veces torearlo con el capote, sin que obtuviera mucho fruto. Ambas faenas han sido de desigual traza. Ha toreado sobre ambas manos pero algunas veces le salían muy templados y muy ligados los muletazos y otras, carentes de esos elementales requisitos. Escuchó dos avisos. Uno, antes de entrar a matar pues la faena fue demasiado larga.

Hemos visto con satisfacción que en el programa oficial se ha introducido una nueva columna en la reseña de los toros, cual es consignar la fecha de nacimiento, que no es un tema baladí. Hasta hora teníamos que acercarnos a la puerta principal pues la que ponen en toriles, no se ve desde todas partes. Así que ¡enhorabuena! al autor de la decisión.
*** Sevillatoro.com
********
Fotografía de Sandra Carbonero-Burladero.com