la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 20 de abril de 2012

FERIA DE SEVILLA: PENA, PENITA, PENA.../ Por Diego Martínez


A los corrales!!!!

PENA, PENITA, PENA...

TOROS DEL VENTORRILLO PARA 
DIEGO URDIALES, IVÁN FANDIÑO Y JIMÉNEZ FORTES 

Diego Martínez
U.T.A.A.
Sevilla, 19/04/2012.-Esta tarde comenzó el ciclo del monoencaste Domecq en la Feria de Abril y las expectativas se cumplieron. Terciada de presentación toda la corrida menos el tercero que no llegaba ni a la categoría de sardina, se quedaba en chanquete.
Toros sin fondo alguno, ayunos de casta y emoción que motivaron una tarde soporífera de la que no queda recuerdo grato alguno.

El cuarto y sexto devueltos al corral por su manifiesta invalidez. El sobrero de Montealto lucía más trapío que todos los “ventorrillos” juntos. A modo de hoy recibieron un solo puyazo, algunos ni eso. El segundo puyazo sigue siendo una pura entelequia.

Los toreros dentro de las escasas posibilidades que ofrecieron algunos toros tampoco estuvieron a la altura de las circunstancias, que no era otra que aprovechar las escasas fuerzas que les quedaba para el tercio de muleta y bajarle la pañosa para al menos lucir algún muletazo, pues ni eso.

Si un torero como URDIALES, curtido en mil batallas con ganado encastado, se permite venir una tarde con el medio toro de hoy, es que los papeles están cambiando a peor.
Si un torero al que el argot moderno dicen hoy emergente, como IVAN FANDIÑO, comienza ya a acomodarse con el monoencaste Domecq decadente, es que se confunde de cabo a rabo.
Y si un torero recién alternativado, con poca experiencia como JIMÉNEZ FORTE piensa de esta manera y con estos toros subir escalones en el escalafón, es que el mundo taurino sigue estando a la deriva.

Mientras no prevalezca en el toro la casta y la emoción y delante toreros que conozcan la profesión para solventar los problemas que presenta el verdadero toro bravo y después ofrecer el arte que cada uno lleve dentro, no hay quien pare el declive que sufre la Fiesta, así que señores taurinos, si no quieren seguir viendo tendidos vacíos y espectáculos deprimentes pónganse las pilas, olvídense de la monserga de los derechos de imagen y ofrezcan funciones dignas de tauromaquia real.

Insistimos de nuevo en que nada beneficia a la Fiesta tener que atronar un toro con varios intentos. Aprendan el oficio.

Insistimos de nuevo en que el piso plaza de la Maestranza se encuentra fatal y perjudica la lidia.

Insistimos de nuevo en que no es necesario que un toro se caiga en cinco ocasiones para sacar el pañuelo verde.
****