la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 25 de abril de 2012

SEVILLA: ¡Bieeen... y olé! / Por Juan Manuel Albendea


Iván Fandiño / Foto: Sandra Carbonero-Burladero.com

¡Bieeen... y olé!

Por Juan Manuel Albendea

Miércoles, 25/04/2012
Se está prodigando mucho en las plazas de toros, e irremisiblemente ha llegado a la de Sevilla, el acompañar cada pase con la expresión bieeen y sin embargo es poco frecuente que la plaza entera prorrumpa en olé tras cada muletazo. El bieeen significa aprobación a lo que en ese momento está haciendo el diestro. El olé es un sobresaliente cum laude que surge como consecuencia de la emoción del arte de torear. El bieeen se fermenta en la cabeza y el olé en el corazón.

Ayer hubo muchos bieeen y pocos olés. Más vale algo que nada. La presentación de la corrida de Victorino fue de aprobado alto en cuanto a presentación. Esos albaserradas cárdenos eran una preciosidad. Luego, su comportamiento fue dispar. El primero, ovacionado de salida remató en un burladero y levantó el estribo. Varias verónicas de Fandiño con el paso atrás, circunstancia que muchas veces el público no aprecia. Jarocho y Llaverito parearon estupendamente. Por el lado derecho consiguió el diestro vasco sacarle algunos muletazos estimables. Sin embargo, por el lado izquierdo, el Victorino se lo comía a Fandiño. Tras una estocada trasera, se ovacionó al toro e Iván salió al tercio a saludar.

Es preciso señalar que ayer volvió por sus fueros la suerte de varas. Ninguno tomó más de dos puyazos, pero por lo menos fueron tales y no picotazos o arañazos. En el tercero fue ovacionado el varilarguero José Francisco Aguado y en banderillas brilló Pedro Lara. Fandiño entendió al cárdeno Cobratero y lo toreó sobre ambas manos con más recorrido los de la mano derecha que los de la izquierda y al cobrar una buena estocada, el público mayoritariamente pidió la oreja que fue concedida. El toro fue ovacionado en el arrastre. El quinto también fue bien recibido de salida antes de que, en una maniobra, doblara los cuartos traseros.

Fandiño toreó muy bien sobre la mano derecha con muletazos largos y bien ligados y sin embargo, los naturales fueron de muy desigual calidad. Lo mató de una buena estocada y hubo petición de oreja que el presidente no concedió, siendo bastante dudoso que la petición fuera mayoritaria. Dio una vuelta al ruedo a petición del público y una segunda por su cuenta, sin que nadie se la pidiera.

No estuvo David Mora a la altura con que le esperábamos. Su primer toro, al que dio unas buenas verónicas de salida llegó muy parado a la muleta y con una embestida de corto recorrido. Para el recuerdo dos naturales. Cobró una estocada que requirió un golpe de verduguillo. Desde luego a Mora no le faltaron las ganas de triunfar, otra cosa es que lo consiguiera. Para el recuerdo la larga cambiada de rodillas con que recibió al cuarto y dos series de muletazos con la derecha. El silencio fue la respuesta del público tanto al toro como a David Mora. Y en el sexto lo más destacado fue el tercio de banderillas a cargo de El Chano y Víctor Manuel Martínez. La faena de Mora fue de más a menos, ya que el toro cada vez tenía un recorrido más corto y más lento. En cualquier caso, cuando hay toros como ayer, el asiento del tendido no se hace tan duro.
***Sevillatoro
David Mora / Foto Sandra Carbonero-Burladero.com