la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 19 de abril de 2012

FERIA DE SEVILLA: NOMINAR LOS TOROS / Por Juan Manuel Albendea


"Vivero" de Fuenteymbro, no hay 5º malo.....

Nominar a los toros

Por Juan Manuel Albendea 

Sevilla, 18/04/2012
Los toros de Fuente Ymbro lidiados ayer tenían unos nombres que no se correspondían en absoluto con sus comportamientos. El primero se llamaba “Jopeo” y en ningún momento de la lidia se fue de ídem, pues se arrancó desde las tablas al platillo de la plaza con gran codicia. El tercero atendía por “Impedido” y aunque es verdad que se cayó una vez, era injusto calificarlo de tal. Y al sexto le habían puesto “Pecado”; no sé si es que en el campo se saltaba los cerrados en busca de las vacas pero en el ruedo se comportó ejemplarmente. Con razón se dice que no hay quinto malo. No solo fue, “Vivero”, el mejor de la tarde, sino el mejor de los que llevamos lidiados en la feria, sin contar el novillo lidiado también en quinto lugar al que cortó una oreja Fernando Adrián, y por el empecinamiento del público en que le dieran la segunda, el arrastre del magnífico ejemplar paso desapercibido y se merecía la vuelta al ruedo. No es casualidad que ambos ejemplares –el quinto de ayer, ovacionado de salida y el quinto novillo del viernes pasado- fueran de Fuente Ymbro. La corrida de ayer estuvo muy bien presentada y su comportamiento fue dispar, aunque con aspectos más positivos que negativos.

Sí es verdad que el encierro y los alternantes fueron fieles a la perversa costumbre que hoy afecta a la fiesta. Los toros, prácticamente, ya no hay que picarlos. En lugar de tres tercios, en poco tiempo la corrida será de dos mitades. Ocurre muchas veces que la hemorragia que le produce al toro clavarle la divisa es superior a la que le provoca la puya. Por este camino pronto desaparecerán los picadores. No sé cómo el sindicato de picadores no se rebela ante un futuro tan incierto como el que les espera.
Cuando ya desaparezcan los picadores tampoco se le podrá hacer sangre con la divisa e inventarán que en lugar de clavarla, se pegue con cola. 

La actuación de Salvador Cortés hemos de calificarla de irregular. Ha tenido algunos momentos interesantes en el primero. Intentó dar la vuelta al ruedo pero desistió al advertir una cierta oposición del respetable. En el cuarto hemos de destacar simplemente los gritos que daba para citar, pero ni el toro ni él han colaborado al triunfo. 

El primero de Antonio Nazaré ha sido quizás el toro peor del encierro. Dobló dos veces las manos, escarbó, se derrumbó. No podía haber nada para el recuerdo. Sin embargo en el quinto, un gran toro, lo toreó con ritmo sobre ambas manos con mucho temple, pese a que el toro embestía con gran codicia... Casi al final, al dar un natural fue violentamente volteado y la media ensangrentada era testimonio de que estaba herido. No pudo dar la vuelta completa y pasó a la enfermería. 

Esaú Fernández recibió a ambos de rodillas a porta gayola. Muletazos en redondo de desigual factura en su primero y lo único que quedó para el recuerdo fueron los gritos estruendosos para citar al toro. En el sexto, los muletazos sobre ambas manos fueron de menos a más a lo largo de la faena. Unos trincherazos y una estocada ligeramente caída, fueron suficientes para obtener una discutible oreja. 
***