la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 15 de julio de 2024

Sanfermines. 10° de Feria.- COLOMBO, REY DE PAMPLONA / por Juan Miguel Núñez Batlles


"..El venezolano Jesús Enrique Colombo se ha vuelto a coronar "rey de Pamplona", hoy, nada menos que con tres orejas ¡y en la corrida de Miura! Admiración de especial relieve por el escenario en el que se da, la Feria del Toro por excelencia y con una mítica ganadería.."

Sanfermines. 10° de Feria
COLOMBO, REY DE PAMPLONA

Juan Miguel Núñez Batlles
El venezolano Jesús Enrique Colombo se ha vuelto a coronar "rey de Pamplona", hoy, nada menos que con tres orejas ¡y en la corrida de Miura! Admiración de especial relieve por el escenario en el que se da, la Feria del Toro por excelencia y con una mítica ganadería. Irresistible Colombo en ciclos importantes y corridas de esta envergadura.

Y con el venezolano, aunque en otro escalón, también Escribano, que lograría un apéndice asimismo por valor y disposición. Incluso Ferrera, sin "tocar pelo", convenció de sobra por técnica y arrestos.


Todo el mérito, por tanto, de los toreros.

A todo esto, la corrida restó más que otra cosa. Encierro muy escaso en cuanto a posibilidades para hacer el toreo lucido.

Toro grandón el primero, sin raza y de poca entrega, de muy sosa nobleza, que ya en el caballo dijo bien de sus nulas propiedades, sin empujar lo más mínimo. Un "miura" lejos de las características de esta divisa, que se movió pero con medias embestidas, sin decir absolutamente nada. Ferrera trató de justificarse con un trasteo que no pasó de lo liviano, citando con la muleta atrás para evitar que el burel se le quedara debajo.

Las embestidas del cuarto fueron poco claras y Ferrera resolvió con tanta suficiencia como en el anterior.

Al partirse un pitón el segundo a la salida al ruedo, le reemplazó un sobrero de Cebada, que manseó y fue exigente. Sin embargo, no renunció Escribano a buscarle las vueltas.

Pero antes de seguir contando lo que pasó en el ruedo, un paréntesis para recordar a Alfonso Escribano, un grande de "la Fiesta", tío carnal de Manuel Escribano, que lucía en la manga crespón negro en señal de luto por su reciente fallecimiento. Fue Alfonso Escribano aficionado cabal, excelente persona, de una humanidad que lo abarcaba todo, y emprendedor de firmas que han aportado mucho al negocio taurino como han sido los Palcos VIP en las plazas de Algeciras Jaén, Murcia y Salamanca, entre otras. Al Cielo un brindis por él de este cronista que gozó de su amistad.

Y banderilleó Manuel Escribano compartiendo "los palos" con Colombo. La destreza de ambos hizo que este segundo tercio tuviera su magia y encanto. Pero hasta ahí. El toro, sin entrega ni humillación, salía con la cara por arriba, protestando por ambos pitones. Escribano lo muleteó con solvencia, aunque sin llegar a nada.


El quinto se empleó más en el caballo, sin embargo mostró falta de celo al tomar los engaños. Banderilleó Escribano con valor y facultades. El toro, cambiante, perdiendo fuerzas, fue a menos en la muleta, sin ninguna "transmisión". Paulatinamente parándose y sin humillar. Mas lo intentó Escribano convencido de podría poner lo que el toro no apuntaba; y tanto tesón, y desde luego la estocada final, dieron el fruto de la oreja.

Toro tercero, tan complicado o más que sus hermanos, sin desplazarse y desarrollando "listeza". No había más alternativa que lidiarlo y machetearlo. Y aún así quiso Colombo hacer un toreo en redondo en principio a todas luces imposible. Se la jugó con mucha verdad, hasta robarle muletazos impensables. En ningún momento se vio desbordado, pues superó todos los agobios con tanta destreza y arrojo como eficacia. Tras la estocada, Colombo paseó una oreja, premio a la autenticidad, credibilidad, firmeza y poderío que resumían tanto esfuerzo e inteligencia

Con el último, de cortas y fieras embestidas, volvió a destacar Colombo en un arriesgado tercio de banderillas, y puso toda el alma con la muleta en la búsqueda de la salida a hombros. Toro pronto, y aunque sin humillar, obedeciendo a los cites. Las series fueron cortas para evitar que desarrollara listeza, pero compensadas con suma arrogancia. El venezolano sacó aquí también su buena versión artística, hasta exprimir las oportunidades del toro, que terminaría en los terrenos de chiqueros haciendo honor a su mansedumbre. Muy bien Colombo, hasta la estocada, de manual. Rodó el toro sin puntilla. Y las dos orejas para salir en volandas por la Puerta Grande, en Pamplona llamada Puerta del Encierro.


Es la segunda apoteósis consecutiva de Colombo en Sanfermines, también el año pasado e igualmente en la corrida de Miura.

FICHA DEL FESTEJO.- Décimo de Sanfermines. No hay billetes.

Cinco toros de Miura, grandes, mansurrones y complicados. El segundo, sobrero de Cebada Gago, duro y exigente.

Antonio Ferrera: media estocada atravesada y perpendicular y dos descabellos (silencio); y estocada (silencio).

Manolo Escribano: estocada y tres descabellos (silencio); y estocada (oreja).

Jesús Enrique Colombo: estocada (una oreja); y gran estocada (dos orejas).

En cuadrillas, buen tercio de banderillas a cargo de Miguel Murillo en el primero.

PAMPLONA / 10ª San Fermín.- Colombo en el parque jurásico / por Jorge Arturo Díaz Reyes

Pamplona. El primer miura. Fotograma OneToro

El venezolano Jesús Colombo corta tres orejas a los enormes miuras y cierra en hombros el San Fermín 2024. Escribano corta una y Ferrera se va silenciado…

Colombo en el parque jurásico

Jorge Arturo Díaz Reyes
CronicaToro/Cali, VII 14 2024
1.245 kilos pesaba su lote, y podríamos decir que más aun pesaba la vitola de sus poderosos alternantes, con un historial glorioso en estas corrida no aptas para figura. Pero no se arredró el de San Cristóbal (frontera colombiana), por el contrario, se fue arriba en todos los tercios. A su manera, claro y a la manera de los toros que afrontó, Los dos miuras, que, aunque cuatreños, apenas cabían por la puerta de toriles.

Vamos. Y tenemos que decirlo, también a la manera como le acoge Pamplona que se derrite a sus lisonjeos. Cero chovinismos. Pues el venezolano le dedicó tanta o más atención que a sus toros, brindis incluidos y manoteos. “Palmiteño”, el tercero, castaño, 600 kilos, armado e incierto salió a no regalara nada. Cinco verónicas y larga le pararon. Aguado le recolocó el hierro antes del quite por navarras (otro guiño) y serpentina. El tercio de banderillas, al cual invitó a Escribano, fue más espectacular que puro. Qué importa ¡Gora San Fermín!!

Insinuaciones, plácemes y ofrecimientos para las peñas, de una brega cuyo principal mérito fue andar siempre por la respetable cara, pase aquí, pase allá, llenando el horario, pero sin establecer dominio. A la hora de la verdad se tiró de frente, valor le sobra, y dejó una espada delantera, caída, para que los homenajeados se sublevaran por la oreja y doña Marina Curiel García, secundada por su asesor don Ángel Erro Irigoyen sacaran el pañuelo.

“Pandereto” el último de la feria era otro torazo, burraco, 645 kilos, y una cuna estrafalaria. Estremecía. Sin importar que sobre su anca llevara quemada la fúnebremente legendaria “A” coronada. Sin embargo, fue noble, claro y repetidor. El capote no le pudo. Sí, Israel de Pedro que le puso dos acertadas varas, peleó en la primera, menso en la segunda, y… ya sabemos. En el quite por zapopinas casi se lleva puesto a Jesús en la primera. Salió airoso y aplaudido. Luego tomó los palos, modosamente, se acicaló, bebió, se estiró y se fue a sol agitando la propuesta, como en campaña electoral. El miura, cuando se acordaron de él, acometió como un tren, y a toro pasado como quien se cuelga del último vagón se llevó el primer par. Largo intermedio de relaciones públicas seguido otro par del mismo corte y el tercero de mucho acoso que le obligó a tomar el olivo con el tiempo justo. Sin embargo, la plaza era una fiesta.

De largo citó y todos nos quedamos boquiabiertos cuando el miura, con docilidad digna de “toro artista”, embistió por derecho, obedeciendo la muleta que le redondeó cuatro por la derecha y el de pecho. Y así en dos tandas más de compostura y secuencia plausibles. Cosas de la familia zaharicheña que da de todo como el señor en su viña. Que no me diga que eso no es propio de miuras. Porque por el izquierdo ya no fue tan obediente ni comedido. Pero bueno, había que probarlo. Vuelto a la derecha el trasteo ya no tuvo la misma fluidez y enrumbó por el unipase, los giros repentinos, los vaciados por alto y las miradas al hirviente tendido. 

Entonces se rajó. Así acabó la feria del toro, con un miura rajado. Afortunadamente honrado, tras cuatro manoletinas, con un estocadón sin puntilla. Le cortaron las orejas y con ellas y la otra del tercero. Colombo salió a hombros a encontrarse con la multitud que lo aguardaba frenética fuera de la plaza.

Escribano recibió una del quinto, por una brega deshilvanada y un espadazo de gran factura. Ferrera, con un capote de color chocante (verde oliva) y sus maneras vintage; quites desde el estribo, suertes dieciochezcas y su innegable poder, lidió como gusta a los viejos aficionados, dos toros de aspecto jurásico y talente diverso. Más tratable el primero (640 kilos) y más complejo el cuarto (620 kilos). Desafortunadamente los mató mal. Al uno con una estocada contraria suelta y dos descabellos y al otro con un bajonazo feo. Cuando Víctor Soria le preguntó por qué su tauromaquia parecía a veces extravagante contestó: “Porque el torero tiene un alma, una emoción y un sentimiento, y debe expresarlos libremente”.

Seis toros de Miura; cuatreños, 618 kilos promedio, con la diversidad de tipo y personalidad propios de su casta, acabaron con este San Fermín 2024.

FICHA DEL FESTEJO
Pamplona. Domingo 14 de julio 2024. 10ª de San Fermín. Sol. Lleno total. Seis toros de Miura; cuatreños, 618 kilos promedio, parejos, encastados y diversos de juego.

Antonio Ferrera, silencio y silencio
Manuel Escribano, silencio y oreja
Jesús Enrique Colombo, oreja y dos orejas

Incidencias: Al final de la corrida Jesús Enrique Colombo salió a hombros.

domingo, 14 de julio de 2024

Terrorismo vasco: 27.º aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco / por Alfonso Caride

Los cobardes y sanguinarios asesinos lo señalaron por ser un objetivo fácil. ¡Siempre tan miserables!

Ellos, esas bestias sanguinarias, han sido premiados por el PP y por el PSOE. Zapatero y Rajoy legalizaron Bildu, pisoteando así la memoria de las víctimas y de sus familias


Contra el olvido
27.º aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco

Alfonso Caride
El Manifiesto/ 14 de julio de 2024
Han pasado 27 años desde el asesinato de Miguel Ángel Blanco, aquellos días tristemente inolvidables en los que ETA y sus actos criminales volvieron a romper el corazón a millones de españoles. Recuerdo intensamente aún el clamor de mi ciudad (Vigo), de todas las ciudades de España pidiendo, suplicando a los desalmados asesinos etarras que tuviesen piedad de un joven, que quizás podría haber sido tu hijo, tu hermano o quizás tú mismo... un joven sencillo, humilde, un valiente en tiempos de plomo. Los cobardes y sanguinarios asesinos lo señalaron por ser un objetivo fácil. ¡Siempre tan miserables! 

Ellos, esas bestias sanguinarias, han sido premiados por el PP y por el PSOE. Zapatero y Rajoy legalizaron Bildu, pisoteando así la memoria de las víctimas y de sus familias; a cualquier demócrata y cualquier persona de bien se le revolvieron las tripas. Desde sus poltronas políticas, los rostros del mal se ríen de nosotros, nos humillan día a día con más de 1.000 actos de homenaje a los asesinos en los años 2022 y 2023


Hoy compadrean en los pasillos del Congreso con unos y con otros. Ya no necesitan matar por la espalda, poner coches bomba y masacrar a inocentes, adultos y niños. Los cobardes gudaris ya tienen su premio y caminan con insolencia y chulería hacia su república marxista-leninista ante la mirada atónita de los españoles de bien. 

¡Cuánto dolor, muerte y sufrimiento! Hasta que nos queden fuerzas hemos de recordar la verdad, lo que pasó en mi España, aquellos tiempos de ignominia y crueldad que tanto siguen doliendo en la memoria. Recordar quiénes mataron, masacraron, secuestraron, extorsionaron, acosaron y ejecutaron a nuestros compatriotas;

 y recordar que los asesinos y sus cómplices están hoy en las instituciones, amparados por un PSOE vomitivo y por un PP acomplejado y en silencio oportunista, como siempre: prefieren el silencio y el olvido a que les llamen fachas.

Estamos viviendo días muy oscuros y nos esperan momentos muy duros que nos revolverán más si cabe las tripas, pero la memoria de Miguel Ángel Blanco y la de todas las víctimas está presente y late en nuestros corazones, empujando a los españoles que tienen sangre en las venas a seguir luchando contra el mal. Nos costará sangre, sudor y lágrimas, pero despertaremos de esta terrible pesadilla. Nunca, mientras tengamos aliento, las víctimas serán olvidadas. Esos criminales no ganarán. El sacrificio de Miguel Ángel y el de miles de españoles víctimas directas de ETA no puede ser en vano. Los traidores tienen que dejar inmediatamente de negociar, de compadrear con los asesinos etarras. Memoria, dignidad y justicia para nuestras víctimas.

Alfonso Caride, activista social

Jarocho se alza como Triunfador del Circuito de Novilladas de Madrid


Dos orejas para el triunfador del certamen y una para Cid de María en una final de altura y nivel que honra el nombre del Circuito de Madrid

Jarocho sale de la cara muy torero © Emilio Méndez

VALDETORRES DEL JARAMA
Jarocho se alza como Triunfador del Circuito de Madrid

La plaza de toros de Valdetorres de Jarama ha acogido la Gran Final del Circuito de Madrid 2024, donde ha salido triunfador Jarocho ante los astados de San Isidro, Fernando Guzmán y José González. Jarocho ha recogido el testigo de Alejandro Chicharro, triunfador de 2023, quien a su vez lo hizo de García Pulido e Isaac Fonseca, triunfadores de 2022 y 2021, respectivamente.

Recibió Jarocho al primero, de José González por verónicas. Mató de estocada entera y dio una vuelta al ruedo tras aviso. Ovación en el arrastre. Al tercero, lo recibió Jarocho por verónicas y lo sacó a los medios. Mató de estocada y saludó una ovación tras aviso. Palmas en el arrastre. Rodillas en tierra y con dos largas recibió Jarocho al quinto. Lo llevó al caballo por chicuelinas al paso. Se desmonteró tras parear al novillo. Firme por ambos pitones, dejó los mejores instantes por el pitón derecho. Se tiró a matar de verdad y cortó dos orejas. Ovación en el arrastre para el de San Isidro.

Paró Cid de María al segundo en el tercio. Inició de rodillas en el tercio con cambiados por la espalda. Mató de estocada entera tras pinchazo y cortó una oreja. Ovación en el arrastre. Paró Cid de María al cuarto, de Fernando Guzmán, por verónicas en el tercio. Se lo sacó a los medios y basó la faena en esos terrenos. Saludó una ovación tras aviso. Ovacionado el de Fernando Guzmán en el arrastre. Al cierraplaza lo paró de rodillas en el tercio y remató en los medios. Serio Cid por ambos pitones, robó naturales con gusto. Mató de estocada entera y vuelta al ruedo.

FICHA DEL FESTEJO

Valdetorres de Jarama (Madrid). Gran Final del Circuito de Madrid. Novillos de José González (1° y 2°), Fernando Guzmán (3° y 4°) y San Isidro (5° y 6°) para:

Jarocho, vuelta al ruedo tras aviso, ovación tras aviso y dos orejas.

Cid de María, oreja, ovación tras aviso y vuelta al ruedo.

Un año más, el Circuito de Madrid se consolida en las plazas de la región gracias al apoyo de la Comunidad de Madrid y la Fundación Toro de Lidia. Su trabajo e implicación en hacer realidad el certamen de novilleros con picadores más importantes del panorama español. Además de la importante presencia de Telemadrid, gracias a quienes ha sido posible la difusión de la semifinal a seis y las dos finales del certamen, llegando a todos los rincones de la Comunidad de Madrid. El proyecto del Circuito de Madrid, así como el resto de circuitos de la Liga Nacional de Novilladas, es un proyecto de futuro en el que participan todas las ramas que componen el sector taurino y que ya está buscando su estructura para el año 2025.

PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHAR: CLICK

Cultoro/sábado 13 julio, 2024

EUROPA 2024 : J. E. COLOMBO LLEVA CONSIGO SU PROPIO TALISMÁN NAVARRO...

 Pamplona 2023. Estocada de triunfo Jesús E. de Colombo al toro de Miura/Diario de Navarra

LA OTRA CARA DEL "TALISMÁN NAVARRO"...La suerte suprema, tan impecable, que aplica el pulso tachirense y su llave maestra...

Dicho por los propios informantes, comunicadores taurinos españoles, ahora mismo es la "toledana" del joven diestro venezolano su principal herramienta, su nueva llave maestra en la suerte suprema...certero espadazo...


ESPECIAL/ EDUARDO RAVELL
Notiferias/Venezuela, 13 de Julio de 2024
Al momento de que un noble lector de Notiferias se centre a leer ésta breve crónica se va a conseguir con la segunda parte de lo que significa un talismán " protector" que lleva consigo él joven diestro venezolano Jesús Enrique Colombo y su segunda miurada a lidiar en España tras lo acontecido él recien domingo 19 de mayo en Las Ventas en donde él habilidoso tachirense provocó espeluznantes vértigos en él tercio de banderillas jugandose la vida ante la exigente afición venteña y sobre todo lo cauticos que son los llamados "tendidos 7". Es por ello que JE Colombo se ha ganado a pulso a Madrid aunque la puerta grande se le resista a abrirla; en Madrid fué su nueva "llave maestra" la que se escurrió muy abajo en su primer miura y ahí se le fué oreja de peso.

El exmatador de toros Jesús A. Colombo
 padre de Jesús E. Colombo

ESTAFETA ES LA CURVA ...Con más vértigo contagioso en todo él planeta taurino; cuantas historias se pueden escribir..? Pues lo hizo un Nobel de Literatura Ernest Hemingway, palabras más palabras menos./ Foto cortesía Jesús Adolfo.-

Pero Pamplona es una doble cara que tiene la moneda sortaria ante una corrida miura y su San Fermín con su torero "favorito" Colombo tras lo acontecido hace ya un año, 12 de julio 2023.

Se sobre entiende que entre España y Francia hay dos puertas grandes que para abrirlas hay que cercenar no menos de 3 orejas: Sevilla y Los Principes de su Real Maestranza y la de los Cónsules de Nimes.

UN PADRE SÚPERFELIZ DE LA MANO DE SU VÁSTAGO TORERO...Sueños hechos realidad ante su hijo torero. " hijo de gato caza ratón.." y de que manera...Colombo padre se confunde con los atuendos pamploneses entre pañuelos rojos y ese blanco que identifican la pureza de la mejor de las fiestas..../ Foto: cortesía JAC.-

Ah, pero es que Pamplona es la verdadera feria que le rinde tributos y máximos honores al Rey de la fiesta: El Toro...San Fermín y su feria mundial del Toro...toro...y obviamente Madrid que es él Templo de la tauromaquia, la cultura taurina en pergamino con letras doradaa.

PAMPLONA SIGUE SIENDO LA PUERTA GRANDE DE SU VIDA Y PARA SU PAIS VENEZUELA

JE Colombo se encuentra en total concentración, cabeza fría y mente en blanco a la espera del domingo 14 en un final de pronosticos reservados a donde acude por una consolidacíon navarra y a revalidar lo del 2023 ante sus fans, noble afición a la que se debe por tanta idolatría ganada a pulso con la destreza de su nueva aplicación, llave maestra con empuñadura bendita.

Antonio Ferrera, maestro curtido en miuradaa y corridas toristas, etc...torero todo terreno, él de la Gerena sevillana con ese estilo a lo Escribano, gallo de no dar tregua ni cuartel y que sabe lo que significa la lidia de Miuras; Manuel Escribano indultó en su momento un Miura.

ÉL TERCIO QUE IDOLATRA LAS PEÑAS NAVARRAS...Y JE Colombo tiene a las peñas en su talequilla.../ Foto: Mundotoro.-

Cómo dato curioso es que fué precisamente arrancando julio, él séptimo de la suerte, en Utrera, plaza taurina de la provincia sevillana de Andalucía . "Tahonero" con 570 kilos regresó vivito y coleando a las dehesas de Zahariche-Sevilla donde los hermanos Antonio y Eduardo Miura lo recuerdan todo; bravo desde que fué al capote, igual en banderillas, con firmeza en él caballo y en la muleta fue cordero dorado tras una espera de 50 años en plena posmodernidad del toreo moderno, clásico, técnico y en estos días del nuevo milenio todo puede suceder. Veremos cómo se desarrollan los tres diestros y su entrega ante ese Santo Patrono de tanta entrega desde los lanzamientos de sus chupinazos hasta que pisotean La Estafeta y sus mozos en carrera...por lo que si sabemos es que él de San Cristóbal del Táchira entrará a su segunda miurada navarra sin complejos y de tú a tú a por todas...Mejor final de los san fermines es imposible, cundirá la adrenalina y ese morbo del brindis de banderines...

Y QUE VIVA SAN FERMÍN...Y QUE VIBRE NUESTRO TRICOLOR PATRIO...VENEZUELA SE HARÁ SENTIR EN PAMPLONA Y Ooooolé..

PAMPLONA / 9ª San Fermín Juan en el umbral Jorge Arturo Díaz Reyes

Pamplona. Juan de Castilla con el 3º. Fotograma: OneToro

Un lidiador Rafaelillo y un centrado Juan de Castilla cortan oreja en sus dos primeros toros. Gómez del Pilar silenciado. Escolares auténticos…

Juan en el umbral

Jorge Arturo Díaz Reyes
CrónicaToro/Cali, VII 13 2024
Metemiedos, por la mañana habían vapuleado a los mozos en las calles y enviado al menos media docena al hospital. Serios, astifinos, cornalones, enhiestos, bien comidos. 565 kilos promedio, cárdenos en diversa gama, del claro al muy oscuro entrepelado. Cinqueños quinto y sexto, y con toda la gama de genios y malgenios que da la viña de don José. Desde el ennoblecido tercero hasta el mansurrón rascatripas cuarto. Una corrida con alto grado de dificultad, una corrida para lidiar, y una corrida, como estaba la plaza, para triunfar con ruido y argumentos. Si no sucedió no fue por su culpa.

El primero, “Corralero”, atacó a Rafaelillo como una exhalación, en ráfaga repitiendo fiero. El pequeño murciano, como si nada, le salió al paso con larga cambiada de rodillas y le bajó los humos y la carota con seis lances genuflexos y un recorte airoso. Primera gran ovación y el anuncio de que la pelea era peleando de parte y parte. Empujó y romaneó en la primera vara barrenada de Collado, pero la otra ya no le gustó. Comportamiento de casi todo el encierro. La vara que vale es la segunda, decía el sabio Victorino viejo. Estos no se la tragaron. Pero el quite de Gómez del Pilar a la chicuelina fue majo.

Sierra y Mellinas cumplieron bien el tercio, y el brindis fue a la distancia para el banderillero malherido José Mora. Luego las búsquedas, cabezadas y revolturas fueron siendo sometidas sin alivio, con pases veraces de doma y castigo. Tauromaquia, esencial, no coreográfica. Hoy no se lleva, no es “in” aplaudirla, pero una plaza básica, donde el instinto aflora, donde los mozos corren los toros, cala porque cala como caló esta grave lidia. Nada de pendejadas. Toreo. Al final el toro sabiéndose dominado arrió banderas y Rafael sin adornos igualó, se lanzó con su valor sordo a la cuna y brindó la estocada de la tarde. 

Oreja, claro, exigida por el público que acompañó la brega con voz y corazón. Pero no oreja solo a la estocada, como dijeron. A la lidia toda, de la cual la suerte suprema es parte integral. Fue de gran afecto y reconocimiento la vuelta, un afecto que el valiente ha pagado casi con su vida. El cuarto le obligó aún más porque era manso, medidor, avieso. Le anduvo al unipase obligado y cuando iba camino de la cruz, un traspié del animal ofreció los bajos descalificando todo.

El paisa Juan de Castilla, siempre anda de buen humor, pese a que a veces a los toros les haga mala cara. Debutó con “Escribano” número 23, 595 kilos, el más pesado, voluminoso, pero también a la larga el más noble, claro y desplazado de la corrida. Suerte y mérito. En las cinco verónicas y media tiraba los pitones arriba. Las varas de García Marugán fueron marradas, repuestas y bajas. Castellanos y Goria pasaron las de San Quintín para ponerle los palos de cualquier manera. Mejor dicho, nadie daba nada por el toro.

Sin embargo, Juan, Se fue al platillo, brindó a la concurrencia y allí mismo se puso de rodillas en los medios para esperar el galope desde las tablas. Lo aguantó y embarcó en cuatro derechas en redondo que descubrieron una embestida franca y una repetición de aeroplano, con las que nadie contaba. Las dos primeras tandas alegres y planchadas metieron la banda en el jolgorio. La gente, causa común con Colombia, estaba francamente receptiva. Más que receptiva. La casta del toro y el compromiso del torero les justificaban. Los naturales argumentaron y la faena en vuelo llegó a la estocada total en sitio que hizo los honores al que fue más a más en la tarde. Arrastrado con gran ovación.

Con el muy enrazado y exigente sexto, y el aliento público, las cosas daban para un triunfo. Uno, como guardadas proporciones, obtuvo Rincón hace treinta y dos años exactos aquí mismo (estuve). Todos lo queríamos. A portagayola se fue a recibir el cinqueño, 540 kilos. Y le saltó haciendo eses, como Messi en el área. Tragó y tiró la larga cambiada y el cuerpo a tierra para evitar la cogida y luego corrió tras él para lancearlo con más ganas que tino. Ya en suerte de puyas, Teo Caballero, le recibió a brazo y en sitio dos veces, en la mejor actuación montada de la tarde. Más Juan no le dejó picar. ¿Error? Era un cinqueño escolar con mucho poder. Luego se vió. González y Goria, esperados y cortados cumplieron tercio a duras penas.

Luego, decía, del brindis televisivo y reivindicativo con el cual no se podía más que ser solidario: “Por la libertad del toreo en mi país. No nos rindamos, dijo, yo no me rindo”. Entonces el cárdeno, crudo y altanero, se le subió a las barbas desde los primero pases de tanteo ya así rodó la faena con la balanza inclinada para el sublevado. Ganando terreno, descolocando y amenazando. Juan no se arredró, no se descompuso, pero tampoco logró ponerse al mando de una situación que lo hubiese lanzado por la puerta grande a la gloria. Para peor, el pinchazo, la estocada contraria sin efecto y los dos descabellos. La ovación y el saludo en el tercio hicieron pensar que Pamplona estaba quizá más con su brindis que con su faena.

Gómez del Pilar. Arriesgado, oficioso y solvente fue aplaudido con el bravucón segundo e ignorado tras naufragar con el geniudo quinto al cual infirió cinco pinchazos, media espada tendida y cinco descabellos, oyendo dos avisos.

FICHA DEL FESTEJO

Pamplona. Sábado 13 de julio 2024. 8ª de San Fermín. Sol. Lleno total. Seis toros de José Escolar; cinqueños 5º y 6º cinqueños, 565 kilos promedio, parejos, encastados y diversos de juego.

Rafaelillo, oreja y silencio

Gómez del Pilar, silencio y silencio tras dos avisos

Juan de Castilla, oreja y saludo.

Sanfermines. 9° de Feria.- JUAN DE CASTILLA VUELVE A INTERESAR / por Juan Miguel Núñez Batlles

Juan de Castilla pasea la oreja en Pamplona© Emilio Méndez

"..El colombiano Juan de Castilla, torero todavía modesto que viene "del barro", pero que ya apunta alto, ha vuelto a dar un nuevo toque de atención, hoy, en Pamplona, quedándose en el umbral de la salida a hombros después de cortar una importante oreja y dejarse otra de igual calibre con la espada.."

Sanfermines. 9° de Feria
JUAN DE CASTILLA VUELVE A INTERESAR

Juan Miguel Núñez Batlles
El colombiano Juan de Castilla, torero todavía modesto que viene "del barro", pero que ya apunta alto, ha vuelto a dar un nuevo toque de atención, hoy, en Pamplona, quedándose en el umbral de la salida a hombros después de cortar una importante oreja y dejarse otra de igual calibre con la espada.

Precisamente por la suerte suprema, con una estocada que hasta hoy ha de considerarse "la de la Feria", el veterano Rafaelillo paseó también un trofeo.

Todo en una corrida que cumplió a medias con las expectativas. Pues se esperaba más fiereza en los toros de una ganadería con fama de dura, y en consecuencia la oportunidad de heroicidades de la terna. Ni una cosa ni otra, ya que fueron más las dificultades que el peligro. Los toreros dieron la cara sin dejarse nada atrás, y resolvieron con mucha suficiencia y buena técnica para evitar apuros. 

En el contexto de la tarde hay que puntualizar que el lote más claro correspondió al tercer espada, Juan de Castilla, que destacó sobremanera en sus dos faenas. Tanto que su nombre ha de destacarse en los titulares.

Toro con movilidad y humillación el primero, enrazado, con mucho "carbón". Rafaelillo intentó bajarle la mano desde el principio con respuesta favorable por parte del toro, que tomó la muleta con cierto temple y hasta nobleza. Pero a partir de tres enganchones cuando remató los muletazos por arriba,  terminó complicándose. No quedó otra opción  que abreviar montándole la espada cuando ni siquiera hubo dos pases en condiciones. En realidad la faena no tuvo ninguna consistencia, pero la estocada, gran estocada, fue de las que antes significaban premio; y así fue. Una oreja por la suerte suprema... y porque Pamplona a veces, o casi siempre, es así de fácil. 

Toro altón y fuera de tipo el cuarto, manseó en varas y no dió ninguna facilidad. Rafaelillo, curtido en este tipo de corridas, porfió con seguridad buscándole las vueltas, pero fueron inútiles todos los intentos. 

Poco claro el segundo, incierto y algo justo de fuerzas. Gómez del Pilar estuvo muy pendiente de evitar errores, de la cuadrilla y suyos propios, para que no "desarrollara" a peor. Muleta adelantada para engancharle a media altura, no obstante, no acabó el toro de entregarse, pasando por allí con pocas ganas y ninguna emoción.

Viaje corto y sin humillar trajo el quinto, que no se dejó en absoluto; un tanto a la defensiva y con peligro "sordo", Gómez del Pilar le robó algunos muletazos a base de técnica y mucho aguante. Pero se le atascó finalmente la espada, y aquello no fue a ninguna parte.

Mal picado, mal banderilleado y mal lidiado, dio la impresión de que el tercero no se lo iba a poner fácil a Juan de Castilla, que a pesar de todo salió "arreando" desde el comienzo con la muleta, primero de rodillas y ya en la vertical templando y alargando la embestida con mucho dominio y artística donosura. La respuesta del toro fue buena y a partir de ahí tomó vuelo el trasteo. Toro y torero ahora muy entregados. No dió opción el hombre a que se apagara "el escolar" en una faena medida y muy lograda, muy bien estructurada hasta las "alegrías" finales de molinetes y adornos por abajo. La estocada no fue buena en cuanto a colocación de la espada, pero sí efectiva. Oreja para celebrar el debut.

Frente a chiqueros y de rodillas recibió al sexto, toro enrazado y con "motor", exigente y de poco reposo, al que no obstante le expuso mucho el colombiano, que llegó a sacarle series  limpias y ligadas. Si acaso faltó algo de sosiego en la faena. Pero todo muy meritorio y emotivo. La pena fue que al entrar a matar perdió el toro las manos, y cayó la espada de cualquier manera, lo que en el argot se dice "haciendo guardia". Ahí voló la oreja y la oportunidad de salir a hombros.

FICHA DEL FESTEJO.- Noveno de Sanfermines. No hay billetes. 

Toros de José Escolar, bien presentados, serios y bien armados. Corrida, sin embargo, que en algunos casos se quedó sólo en la fachada. El tercero, noblón y con evidente clase, y el enrazado sexto, aplaudidos ambos en el arrastre, fueron dos buenas excepciones.

Rafaelillo: gran estocada (una oreja); y estocada baja (silencio).

Gómez del Pilar, nuevo en esta plaza: estocada desprendida (silencio); y cinco pinchazos, media tendida y cuatro descabellos (silencio tras dos avisos).

Juan de Castilla, nuevo en esta plaza: estocada tendida y trasera (una oreja); y estocada que asoma, pinchazo, estocada y dos descabellos (silencio).

En cuadrillas: buen tercio de varas de Agustín Collado, picando arriba y certero, en el primero. Y asimismo se agarró muy bien en un buen puyazo Teo Caballero en el sexto.